Prevaricación Judicial: cuando un juez dicta una sentencia injusta

Explicamos los artículos 446 y 447 del Código Penal

En el post correspondiente a la prevaricación administrativa os exponía que prevaricar es dictar una resolución injusta a sabiendas de que lo es. Así, cuando un juez o magistrado dicta una sentencia o una resolución injusta, comete un delito de prevaricación judicial, recogido en el artículo 446 del Código Penal.

Las penas varían según dónde se dicta esa resolución. Si se dicta sentencia en un proceso penal por delito grave o menos grave, y la sentencia no se ejecutó, se impondrá pena de prisión de uno a cuatro años e inhabilitación absoluta de 10 a 20 años. Si se ejecutó, se impondrá la pena de prisión en su mitad superior y la pena de multa de 12 a 24 meses.
Cuando se trate de un delito leve, se impondrá la pena de multa de 6 a 12 meses, e inhabilitación especial por tiempo de 6 a 10 años.

Y finalmente, para las demás resoluciones o sentencias, se impondrá pena de multa de 12 a 24 meses e inhabilitación especial por tiempo de 10 a 20 años.

No obstante, cuando esta resolución o sentencia sean dictadas sin existir dolo, es decir, sin la conciencia del autor de que está prevaricando, también puede existir delito. El artículo 447 del Código Penal expone que si se dicta resolución o sentencia manifiestamente injusta incurrirá en la pena de inhabilitación especial por tiempo de 2 a 6 años.