Celebran el regreso de las temporeras a su país porque era «una cuestión de justicia»

Los municipios freseros de la provincia onubense están «contentos» porque la vuelta de estas mujeres a sus hogares es una «necesidad a la que había que darle solución» 

Los municipios freseros de la provincia de Huelva han acogido con satisfacción que vaya a comenzar este sábado, 18 de julio, el regreso escalonado de las 7.100 temporeras que permanecían en Huelva sin poder volver a Marruecos debido al cierre de fronteras por la pandemia.

Así lo ha puesto de manifiesto en declaraciones a Europa Press la concejal de Bienestar Social del Ayuntamiento de Lepe, Mariana Otero (PP).

La misma, ha asegurado que en Lepe están «contentos» porque la vuelta de estas mujeres a sus hogares es una «necesidad a la que había que darle solución», ya que se trata de «una cuestión de justicia» su regreso a Marruecos.

En esta misma línea se ha pronunciado el primer teniente de alcalde de Palos de la Frontera, Ricardo Bogado, que ha expresado su satisfacción porque finalmente haya «un final feliz» para estas mujeres, las cuales esperan volver «cuanto antes» a sus casas como «es lo normal» tras su trabajo realizado en la campaña agrícola.

Así, ha remarcado que el alcalde palermo, Carmelo Romero, tras recibir la llamada de la Delegación de Salud dispuso «rápidamente y de manera muy completa» todo lo necesario para que se comenzaran a realizar las pruebas PCR a las temporeras para garantizar su regreso con todas las garantías.

Por su parte, la Consejería de Salud y Familias, a través del Servicio Andaluz de Salud (SAS), llevará a cabo las pruebas a las mujeres temporeras, de modo que puedan retornar a su país de origen con todas las garantías sanitarias.

Para este dispositivo, se utilizarán los centros Covid de Atención Primaria localizados en los municipios de Lepe, Palos, Moguer y Bonares.

En concreto, se distribuirán 2.000 pruebas para el municipio de Moguer, 1.500 para Palos, 2.000 para Lepe, mientras que, para las localidades de Lucena, San Juan, Rociana y Almonte, el número de pruebas será de 1.500 en cada uno.

El horario establecido para llevar a cabo las pruebas será de 8.30 a 14.00 y de 15.00 a 20.00 durante toda la semana, teniendo una capacidad total de casi 800 pruebas diarias.

Para una mayor eficacia de este dispositivo, el SAS contará con la colaboración de Policía Local y Guardia Civil.