Varias asociaciones advirtieron del ataque de Mamen Sánchez al patrimonio de Jerez

Solidaridad, Ecologistas y la Asociación de Vecinos del Cetro Histórico informaron a la Junta de Andalucía del plan de la acaldesa

La Junta de Andalucía comenzó a solicitar información del expediente tras una carta en septiembre de 2019 de la Federación de vecinos SOLIDARIDAD advirtiendo que el Ayuntamiento de Jerez había modificado la composición de la comisión de patrimonio para poder aprobar el Plan de Asfaltado.

Asimismo, Ecologistas en Acción, en diciembre de 2019 y la Asociación de Vecinos del Centro Histórico en febrero de 2020, también advirtieron a la Junta de Andalucía de las intenciones del Gobierno de Mamen Sánchez, llevando a cabo críticas al proyecto de asfaltado.

El Ayuntamiento de Jerez pidió entonces a la Junta que le enviara la carta de denuncia de SOLIDARIDAD, pero no hizo ningún tipo de caso a las advertencias ni le dio participación en el proyecto a los ciudadanos ahí representados.

El Gobierno de Mamen Sánchez conocía entonces los problemas que le iba a ocasionar iniciar las obras de demolición de adoquín en Calle Corredera, Plaza Esteve, Calle Santa Maria y Calle Cerrón sin contar con el visto bueno de la Junta de Andalucía, pues se lo advirtieron.

Ya la Federación a Asociaciones de Vecinos SOLIDARIDAD en septiembre de 2019 remitió un escrito a la delegación provincial de la Junta de Andalucía advirtiendo de los cambios que se habían producido en la comisión de patrimonio de Jerez y que esos cambios iban encaminados a que la comisión aprobara el proyecto de pavimentación y demolición de adoquines, y parece que los vecinos no se equivocaron a la vista de que esos cambios permitieron aprobar el proyecto a pesar de la negativa de cuatro técnicos cualificados.

A este escrito de los vecinos se le unieron con posterioridad una misiva de Ecologistas en Acción y otra de la Asociación de Vecinos del Casco Histórico advirtiendo de las mismas irregularidades, y solicitando a la Junta de Andalucía su intervención para parar las actuaciones del Ayuntamiento de Jerez.

Ante estas advertencias la Delegación Provincial solicitó información al Ayuntamiento de Jerez y el delegado de Mamen Sánchez solicitó que se le remitiese la denuncia de los vecinos casi un mes más tarde de haberse solicitado aclaración del proyecto, lo que visto con perspectiva no fue más que una practica de dilación puesto que hicieron caso omiso a las indicaciones de la Junta y de los vecinos.

El Ayuntamiento de Jerez y Mamen Sánchez se empeñaron así en continuar con un proyecto que incumpliría la Ley de Patrimonio a pesar de las advertencias de técnicos municipales y colectivos vecinales afectados.