Un solo falso positivo entre los más de 500 trabajadores de los juzgados de Córdoba

Estas pruebas forman parte del conjunto de medidas que ha puesto en marcha la Consejería para garantizar la protección de todo el personal de la Administración

La Delegación de Justicia en Córdoba ha realizado en diez días un total de 514 test de covid-19 a los funcionarios de los órganos judiciales, a los fiscales, a los letrados de la Administración de Justicia y a los jueces sustitutos, habiendo detectado un solo caso positivo, descartado por PCR.

Según informa la Junta en un comunicado, las pruebas comenzaron a realizarse el pasado 1 de junio en la sede del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses y los primeros resultados apuntan un porcentaje de seroprevalencia del 0,19 por ciento.

Los datos recogidos a fecha 11 de junio indican que se han realizado 514 test, y de todos ellos en solo en un caso se detectó IGG positiva, «lo que significa que esta persona ha desarrollado anticuerpos contra el coronavirus porque han tenido contacto con alguna persona afectada por el virus y que el porcentaje de seroprevalencia es del 0,19 por ciento».

Las pruebas se han hecho en los partidos judiciales de Córdoba, Montoro, Pozoblanco, Posadas, Montilla, Puente Genil, Lucena, Cabra y Priego de Córdoba; y van a continuar en los próximos días en Aguilar de la Frontera, Baena y Peñarroya, hasta completar toda la plantilla de funcionarios, fiscales, letrados de la Administración de Justicia y jueces sustitutos de la provincia cordobesa.

En toda Andalucía, se ha realizado un total de 6.033 test rápidos y se espera superar en los próximos días las 10.000 pruebas, hasta completar a todo el personal.

En 97 casos se detectaron IGG positiva, lo que supone un porcentaje de seroprevalencia del 1,5 por ciento en la comunidad. Además, gran parte manifestó que «no tuvo síntomas, o que los tuvo muy leves».

Igualmente, se detectaron 37 casos como IGM positiva, uno de ellos el anteriormente mencionado en Córdoba, que posteriormente han dado negativo en las pruebas PCR. Además se activaron los protocolos pertinentes de limpieza y desinfección de las sedes judiciales afectadas.

Estas pruebas se están practicando gracias a la colaboración con la Consejería de Salud, que ha suministrado hasta ahora 8.000 test para toda la comunidad andaluza, a los que se sumarán otros 2.000 en los próximos días. No obstante, el compromiso adquirido por la Consejería de Justicia es «realizar cuantas pruebas sean necesarias hasta completar no solo la plantilla de funcionarios dependientes de la misma, sino también de fiscales, letrados de la Administración de Justicia y jueces sustitutos».

Para la realización de estos test, la Consejería ha elaborado un protocolo con los Imlcf para poder llevarlos a cabo con todas las medidas de seguridad por parte de los médicos forenses que, de forma voluntaria, están acometiéndolos.

Las pruebas son test rápidos, cuyos resultados se conocen en pocos minutos. Los casos que se han detectado como posibles positivos son derivados al Servicio Andaluz de Salud (SAS) para que a partir de ese momento sigan todos los protocolos que marcan las autoridades en este sentido.

Estas pruebas forman parte del conjunto de medidas de seguridad que ha puesto en marcha la Consejería de Justicia para garantizar la protección de todo el personal de la Administración de Justicia y de los ciudadanos.