Las redes contra la violencia de género de la IAM superan los 1.200 participantes

La Universidad de Sevilla fue la primera que puso en marcha esta iniciativa, impulsada y financiada por el Instituto Andaluz de la Mujer

La Red Ciudadana contra la Violencia de Género que el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) impulsa en las universidades públicas de Andalucía ha superado los 1.200 participantes desde su creación en el curso 2012-2013.

Entonces, en colaboración con la Universidad de Sevilla, el IAM lanzó esta iniciativa con el objetivo de buscar la implicación de la comunidad universitaria en la lucha contra la violencia machista.

Actualmente, forman parte de esta red nueve universidades andaluzas y se ha dado formación a 1.266 personas hasta el último curso académico completado (2018-19). La pasada semana la Universidad Pablo de Olavide retomó la actividad de forma telemática por el Covid-19 con la participación de la directora del IAM, Laura Fernández, se indica en una nota de prensa.

En la presentación del curso ‘Sensibilización y detección de la violencia de género: concepto, alcance e intervención’ de la Universidad Pablo de Olavide, Laura Fernández ha destacado que «la apuesta por esta Red obedece a que la violencia contra las mujeres puede afectar a cualquier mujer, de cualquier lugar, nivel social, económico o cultural porque se sustenta en las relaciones desiguales de poder que todavía se mantienen entre mujeres y hombres. La universidad, en ese sentido, no puede permanecer ajena a este problema social que se da también dentro de su comunidad. Se hace preciso, pues, implementar actuaciones que permitan la detección, el acompañamiento y la derivación de las mujeres víctimas de violencia de género a los recursos institucionales pertinentes en cada caso».

Los objetivos y actuaciones de esta red consisten en llevar a cabo tareas de formación y sensibilización en violencia de género al alumnado, al Personal Docente e Investigador (PAS) y al Personal de Administración y Servicios (PDI) para que asesore y acompañe a víctimas de violencia de género de la comunidad universitaria. Con dicha formación se consigue, además, formar a futuras y futuros profesionales previniendo actuaciones no adecuadas y evitando indeseables procesos de victimización secundaria.

Así como acoger, informar y asesorar a las víctimas de violencia de género, tanto si esta violencia la han sufrido por parte de otro miembro de la comunidad universitaria, como de fuera de ella. Al mismo tiempo que se involucra al mayor número posible de población universitaria para que sensibilicen, acompañen y medien entre las personas víctimas y la administración pública derivando en los casos que fuera necesario, a otras instancias de la propia universidad o ajenas a esta. Durante las convocatorias de los años 2018 y 2019 se han destinado para apoyar esta actuación en las universidades públicas de Andalucía un total de 170.000 euros.

A este respecto, la directora del IAM ha subrayado que «el propósito de esta iniciativa es dotar de estrategias de empoderamiento a la población universitaria en general y a las víctimas de violencia de género en particular, contribuyendo a crear una comunidad activa, reflexiva y responsable ante este problema social. Con ello se genera una red de apoyo para la erradicación de la violencia que actúe a modo de barrera frente a la violencia de género en la universidad: a través del rechazo, la concienciación, la vigilancia, etcétera».

Además, ha señalado que «este tipo de implicación puede salvar vidas y marcar la diferencia en la lucha por la erradicación de violencia machista y que supone la vulneración de los derechos humanos de las mujeres».

La Universidad de Sevilla fue la primera que puso en marcha esta iniciativa, impulsada y financiada por el Instituto Andaluz de la Mujer a través de las Subvenciones para la promoción de la igualdad de género en las universidades públicas de Andalucía, en el curso 2012-13 y desde entonces ha organizado seis ediciones. Después se incorporó a este proyecto la Universidad Pablo de Olavide en el curso 2016-17 y hasta el momento ha celebrado cuatro ediciones.

La Universidad de Huelva forma parte de esta red desde el curso 2017-18 y ya lleva tres ediciones. En el curso académico 2018- 19 se adhirieron las universidades de Cádiz, Córdoba, Granada, Málaga y la Internacional de Andalucía (UNIA). Y este curso 2019-2020 se ha unido la Universidad de Almería.

Desde sus inicios y hasta el último curso académico completado (2018-19) han participado un total de 1.266 personas, pertenecientes a los tres colectivos que conforman la comunidad educativa de las universidades públicas de Andalucía: personal docente e investigador (PDI), personal de administración y servicios (PAS) y alumnado.

Ante la clausura precipitada del actual curso académico universitario, motivada por la situación de crisis sanitaria que imposibilita el normal desarrollo de las actividades programadas, el Instituto Andaluz de la Mujer acordó otorgar a las universidades la posibilidad de ampliación del plazo de ejecución hasta el 31 de diciembre de 2020, previa solicitud de la entidad beneficiaria, de los proyectos subvencionados, incluidos los cursos y talleres de la Red Ciudadana contra la Violencia de Género.