La Junta ya tiene diseñado su plan estratégico para volver a las aulas

La incorporación presencial se hará siempre en condiciones de seguridad, atendiendo a los protocolos higiénico-sanitarios establecidos por las autoridades competentes

El consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda, ha informado a los representantes de la comunidad educativa de los acuerdos adoptados en la Conferencia Sectorial que tuvo lugar el pasado jueves con el Ministerio de Educación y FP, plasmados en un documento de 14 puntos sobre los aspectos generales de la organización del próximo curso escolar 2020-21, bajo la premisa de una vuelta a las aulas con normalidad de todo el alumnado, a la espera de concretar el borrador abierto sobre medidas sanitarias de prevención al que las distintas comunidades autónomas realizarán sus propuestas.

En este sentido, Educación y Deporte se ha comprometido a trasladar al Ministerio en los próximos días las medidas elaboradas por el grupo de trabajo formado por técnicos de las Consejerías de Salud y Familias y de Educación y Deporte, ha informado este última consejería en una nota. Las reuniones de este lunes han tenido lugar con los sindicatos de la mesa de la pública, de la concertada, la mesa de Infantil, organizaciones de directores, de inspectores y de AMPA.

El consejero ha confirmado a los agentes sociales que ya está en coordinación un plan para poner a disposición de los profesores y maestros de los centros sostenidos con fondos públicos test rápidos de detección del coronavirus, que se realizarán de forma paulatina entre el final de este curso y el inicio del siguiente, y de forma coordinada a través de las Delegaciones Territoriales.

La Consejería también ha informado de que este miércoles publicará unas instrucciones relativas a la incorporación presencial de los docentes a los centros educativos una vez finalizado el régimen ordinario de clases, que se han venido desarrollando de manera no presencial desde que se declaró el estado de alarma.

El objetivo es llevar a cabo, sobre todo, la evaluación del alumnado y la realización de las actividades habituales para la finalización del curso escolar. Además, se realizarán otras tareas, como la recogida de libros de texto pertenecientes al Programa de Gratuidad, atención a los miembros de la comunidad educativa que lo soliciten y el inicio de la preparación del próximo curso.

Todo ello, manteniendo de forma telemática las funciones y tareas que no requieran para su realización de la presencia del personal docente en los centros educativos. La incorporación presencial se hará siempre en condiciones de seguridad, atendiendo a los protocolos higiénico-sanitarios establecidos por las autoridades competentes. El borrador de estas instrucciones pasará este martes por la Mesa Sectorial.