Fernando Alonso gana su segundo Le Mans y logra el Mundial de Resistencia

La suerte sonríe al asturiano cuando el Toyota nº7 sufre un pinchazo y termina cediendo el liderato al coche del español

Fernando Alonso agranda aún más su leyenda y añade nuevos triunfo a su magnífico palmarés. Logra su segundo triunfo en las míticas 24 Horas de Le Mans un año después del primero y logra proclamarse junto a su equipo, Toyota, Campeón Mundial de Resistencia.

El bicampeón asturiano de Fórmula 1 ha logrado uno de los desafíos que se propuso al abandonar -temporalmente- la categoría reina del automovilismo, el Campeonato de Resistencia en la denominada ‘súper temporada’ de dos años de dicha modalidad del automovilismo con triunfos.

Y es que esta ocasión, la suerte, esa que parecía haberle abandonado en sus últimas temporadas en F1 e incluso en sus dos intentonas en la Indy 500, esta vez le ha sonreído y Alonso se convierte en el único piloto español en ganar Le Mans en dos ocasiones.

Ni empezó ni discurrió bien la carrera de Le Mans para Alonso ni para su coche, el Toyota nº8 que ha pilotado junto al suizo Sebastian Buemi y el japonés Kazuki Nakajima. El otro coche de la escuadra nipona, el nº7 pilotado por Kamui Kobayashi, José María López y Mike Conway, dominó con autoridad toda la prueba hasta los últimos compases donde se desató su pequeña tragedia, con un pinchazo que posibilitó al coche nº8 ponerse en cabeza y terminar pasando primero por la bandera a cuadros.

Hace unas semanas, Fernando Alonso no ocultaba su frustración al no poder clasificarse para correr la Indy 500 con un mediocre coche preparado por las empresas Carling y McLaren. La suerte le jugaba una mala pasada pero este fin de semana en Le Mans se la ha devuelto. Aún quedan algunas carreras del Mundial de Resistencia, pero Alonso ha vuelto a engrandecer su palmarés y a darle al automovilismo español y al deporte nacional una nueva alegría. Ahora, sólo queda esperar para conocer qué será lo próximo que hará el asturiano, ¿el Dakar, volver a la F1?