El Arqueño triunfa en Vélez-Málaga

Ginés Marín es máximo triunfador en San Isidro y Rehuelga suma premio e indulto. Además, Festival con los Janeiro, y novilladas de las escuelas

El 10 de junio se organizó en Vélez Málaga (Málaga) un festejo, con lleno, por la empresa Vientobravo, después de que hubieran pasado cinco años sin haberse celebrado en aquel municipio ningún espectáculo taurino. Participó el torero de Arcos de la Frontera Manuel Barea El Arqueño, ante toros de Juan Albarrán, de buen juego en general. En su primero, noble, saludó con dos largas cambiadas de rodillas y lo lanceó hasta los medios, gustándose; con poco castigo en el caballo, la faena empezó de rodillas con la derecha en la boca de riego y ambos fueron de menos a más, hasta cuajar buena obra; la estocada en toda lo alto propició la obtención de dos orejas y rabo.

Su segundo, más parado y con la cara arriba en todo momento, apenas se dejó torear con el capote porque se paraba; también sin castigo, con la muleta sí sirvió, cuidándolo y toreándolo para él, en línea recta porque si se bajaba la mano protestaba, toreando al final para la gente con desplantes de rodillas; tras pinchazo y estocada logró dos orejas para cerrar un triunfo importante. Alternó con Manuel Díaz ‘El Cordobés’, que se llevó dos orejas y dos orejas y un rabo, y con Rivera Ordóñez, oreja y dos orejas. Los tres salieron a hombros por la puerta grande.

El 11 de junio se celebró en Guardo (Palencia), con ocasión de sus fiestas patronales de San Antonio, un festival taurino con participación de los hermanos Janeiro, Jesulín y Víctor, que lidiaron novillos de Badía Hermanos. Ante un casi lleno, la tarde se desarrolló con gran entrega por parte de los dos hermanos. El primero salió bravo y con fuerza; el segundo fue también bravo y permitió una faena larga; el tercero se quedó parado enseguida y el cuarto fue el mejor hasta el punto de que llegaron a pedirle el indulto. El resultado fue de dos orejas, con petición de rabo, para Jesulín de Ubrique en su primero y de cuatro orejas y un rabo para Víctor Janeiro.

En el apartado de las escuelas, vamos a recoger los resultados de las dos primeras novilladas sin picadores, en clase práctica, celebradas en el XXIII Ciclo de Novilladas Televisadas por Canal Sur, organizado por la Asociación Andaluza de Escuelas Taurinas. En Utrera (Sevilla), el 3 de junio, se lidiaron novillos de la ganadería de Chamaco, de buen juego, y actuaron los siguientes alumnos: Cristóbal Reyes, de la escuela de «La Gallosina» – El Puerto de Santa María, que cortó una oreja, Santiago Fresneda, de la escuela de Málaga, que logró una ovación; Juan Pedro Llaguno, de la escuela de Sevilla, que cortó una oreja; Manuel Vera, de la escuela de Jerez, que cortó dos orejas; Miguel Ángel Aguilar Tavares, de la escuela de México, que cortó una oreja y Christian Parejo, de la escuela de Chiclana, que se llevó una ovación. En Roquetas de Mar (Almería), el 10 de junio, se lidiaron seis novillos de Apolinar Soriano, bien presentados y de buen juego en líneas generales, para los alumnos de diferentes Escuelas Taurinas de Andalucía: Rocío Romero (Escuela Taurina de Lucena), silencio; Juan Melchor (Escuela Taurina de Jaén), dos orejas; Gómez Valenzuela (Escuela Taurina de Baeza), saludo; Juan Diego (Escuela Taurina de Almería), dos orejas; Álvaro Passaralacqua (Escuela Taurina de Málaga), oreja; Ismael Jiménez (Escuela Taurina de Badajoz), dos orejas. En esta novillada se dio un récord de audiencia televisiva, con un total de 223.000 telespectadores, dando un 11,9% de Share.

Finalizada la Feria de San Isidro de Madrid, el jurado convocado por la empresa que regenta Las Ventas, compuesto por periodistas, representantes de los abonados y de la empresa, ha fallado los galardones del abono que designan a los triunfadores. En esa nómina el torero jerezano-oliventino Ginés Marín aparece nada menos que tres veces. Ha sido designado Triunfador de la Feria, se lleva el premio a la Mejor faena y ha sido reconocido como Torero Revelación. Marín se ha hecho acreedor a todos estos galardones gracias a la faena que protagonizó el 25 de mayo a un toro de Alcurrucén en su confirmación, saliendo por la Puerta Grande. Ginés se ha convertido en el decimoprimer torero en toda la historia en desorejar un toro en la tarde de su confirmación en la Feria de San Isidro; desorejar es cortar las dos orejas a un mismo animal, no sólo una. Por estas distinciones el joven espada entra en la vacante que había en el cartel de la Corrida de la Cultura del 18 de junio, en la que toreará junto a Morante de la Puebla y Cayetano Rivera, con toros gaditanos de Núñez del Cuvillo.

Previamente, el propio Ginés Marín recibió en Ecuextre, Feria del Toro y del Caballo de Extremadura, el premio al “Mejor Toreo de Capote” de la pasada Feria de San Juan de Badajoz por realizar “los mejores y más artísticos lances de capa” en el serial pacense. Con ese motivo, participó en un encuentro con aficionados titulado “Gloriosa confirmación en Las Ventas”, donde aseguró que está viviendo “muy entregado y responsabilizado con la profesión. La competencia es muy grande y hay que estar al máximo nivel”. Además, confesó que “los días previos a mi confirmación intentaba quitarme toda la presión y para eso sólo pensaba que iba a triunfar. Ha sido muy emocionante. Ahora la exigencia conmigo mismo es aún mayor”.

Seguimos con reconocimientos. El toro “Coquinero de Rehuelga, lidiado por Pérez Mota el 7 de junio en Las Ventas, ha sido premiado por el Consejo General de Colegios de Veterinarios como el Mejor Toro de la feria de San Isidro. El animal de la vacada que pasta en Benalup ha sido el ganador de la trigésima edición del trofeo por ser el toro más bravo y con las mejores características zootécnicas de todos los toros lidiados en San Isidro. El premio ha sido otorgado por mayoría absoluta. En el acta del jurado se especifica que se quiere destacar al toro “Coquinero” por considerar que reunió las condiciones exigibles de trapío y calidad, empleándose con bravura en el caballo, mostrando galope en banderillas y prodigando su fiereza y encastadas embestidas ante la muleta de su matador, resultando ser un toro pleno de casta, ritmo y bravura en los tres tercios.

Finalizamos. El 11 de junio Rafael Buendía, ganadero de Rehuelga, vio indultar un toro suyo, “Revoltoso”, en Sotillo de la Adrada (Ávila). El toro cárdeno, herrado con el número 22, nacido en diciembre de 2012 fue premiado por su excelente juego y le correspondió en suerte al diestro Juan Bautista quien mandó callar la música y recibió las dos orejas y rabo simbólicos. “Es el reconocimiento a la labor que estamos realizando”, afirmó orgulloso el ganadero. Buendía se explaya en el recuerdo de cómo fue en el ruedo: “Recibió un puyazo pero en el caballo empujó por derecho. De hecho, empotró al caballo contra las tablas. Juan Bautista que lo toreó de dulce. Me dijo que era uno de los más importantes que ha lidiado en su vida. Se salía de la muleta cuando lo llevaban por abajo o a media altura. Fue todo perfecto”.