Una malagueña fabrica en casa unos enganches para las mascarillas

«Es un proyecto que estamos haciendo en familia, con los niños también, es muy divertido diseñarlo», explica María Cañizares

María Cañizares, informática de profesión, ha puesto en marcha junto a su familia una iniciativa para colaborar a paliar los daños físicos que sufren el personal sanitario, de limpieza, y, en definitiva, toda aquella persona que se ve obligada a llevar durante toda su jornada laboral una mascarilla con motivo del COVID-19.

Cañizares, secretaria de Movilidad Sostenible y Tecnología del PSOE de Alhaurín de la Torre (Málaga), ha estado fabricando en casa, junto a su marido y sus hijos, unos prácticos enganches para las mascarillas y así evitar que la sujeción de éstas se hagan en las orejas, lo que provoca daños y molestias constantes.

Estos salvaorejas están fabricados PLA, que es el filamento de la impresora 3D, y será la Agrupación del PSOE en la localidad la que sufrague los costes de este material, han informado a través de un comunicado.

Tal y como ha explicado María, «he modificado un diseño ya existente para poder imprimirlas con mi impresora que es más pequeña y poder hacer también varias a la vez», en concreto, ha podido fabricar 30 unidades de salvaorejas, y viendo la practicidad de estos enganches «ya tengo más encargos», ha afirmado.

Estos salvaorejas están hechos de manera altruista y solidaria y los han donado al Centro de Salud, una ortopedia de Alhaurín de la Torre, y también a conocidos que trabajan en residencias.

«Es un proyecto que estamos haciendo en familia, con los niños también, es muy divertido diseñarlo, probarlo en casa», ha detallado, al tiempo que ha añadido que «como no tenemos mascarillas hemos hecho una para poder probar los salvaorejas. Pero sobre todo, y lo más importante es «la sensación de que estamos haciendo algo por ayudar y no sentirnos impotentes encerrados en casa».