Treinta centros educativos de Córdoba piden abrir para retirar material escolar

Los centros educativos se han dirigido a la Delegación de Educación «pidiendo colaboración para hacer llegar a las familias el material escolar necesario»

Una treintena de centros educativos de Córdoba han solicitado hasta ahora a la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía en dicha provincia autorización para abrir de forma excepcional, con el objetivo de recopilar y hacer llegar a las familias de alumnos, fundamentalmente de Educación Primaria, el material escolar necesario para el recién iniciado tercer trimestre.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes de la Delegación de Educación, las cuales han precisado que, hasta este miércoles, «han sido 30 solicitudes», en tal sentido y «por ventanilla electrónica», las que se han recibido.

Ello se debe a que, desde la finalización del segundo trimestre del curso y tras el periodo no lectivo de Semana Santa, hay centros educativos que se han dirigido a la Delegación de Educación «pidiendo colaboración para hacer llegar a las familias el material escolar necesario para este tercer trimestre, fundamentalmente de Educación Primaria», teniendo en cuenta que «los libros de texto y materiales didácticos son distintos, con carácter general, para cada materia y trimestre», y asegurar así la continuidad del proceso de enseñanza y aprendizaje.

En este marco, se están arbitrando medidas por parte de la Junta, tanto en Córdoba, como en el resto de provincias, para apoyar y facilitar que estos materiales didácticos necesarios para la continuidad de los procesos lleguen desde estos centros educativos al alumnado y a sus familias.

Para ello, la Delegación de Educación, con la participación de los servicios de Inspección Educativa, se ha puesto «a disposición de las direcciones de los centros educativos, para que se puedan arbitrar los medios más adecuados, en función de la situación concreta de cada centro, para alcanzar el objetivo de que ningún alumno se quede atrás».

De esta fortma, los centros educativos que han detectado la necesidad de hacer llegar al alumnado y a sus familias material educativo para la continuidad del proceso de enseñanza-aprendizaje, una vez identificado dicho material, se deben dirigir a su inspector de referencia, al objeto de trasladar la situación en la que se encuentran, de modo que, desde la Delegación de Educación, se arbitren los medios necesarios.

Ello se hará en colaboración con otras instituciones, «siempre dentro del marco de los procedimientos establecidos por las autoridades competentes para cualquier actuación necesaria, atendiendo a las restricciones adoptadas tras la declaración del estado de alarma» por el Covid-19.

Desde la Delegación de Educación en Córdoba se ha aclarado que «el reparto es una medida excepcional, no generalizada», y «se hará a petición de los centros, que se tienen que dirigir a su inspector de referencia» y a la propia Delegación, como ya han hecho una treintena de centros educativos.

Es decir, por ejemplo, si un centro de Córdoba decide que su alumnado necesita contar con el material, deberá establecer cuál va a ser el mejor mecanismo para hacérselo llegar, poniéndose en contacto con el Ayuntamiento, la Policía Local o Protección Civil de su propio municipio, e informando en primera instancia a su inspector de referencia y a la Delegación de Educación, que debe evaluar y, en su caso, aprobar la solicitud.