Andalucía suma 285 muertes en residencias de mayores y centros sociosanitarios

Según ha detallado la Junta, se han distribuido 90.000 pruebas entre residencias y centros sociosanitarios asimilados

Andalucía acumula hasta este miércoles, 15 de abril, 269 fallecimientos en residencias de mayores vinculados al coronavirus Covid-19, y 16 en otros centros sociosanitarios en lo que va de crisis sanitaria, además de 1.586 casos positivos de infectados, mientras que los contagios entre profesionales de la sanidad ascienden a 2.899.

Así lo ha detallado el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Ejecutivo andaluz, Elías Bendodo, en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno, en la que la Consejería de Salud y Familias ha informado de las últimas medidas puestas en marcha para garantizar la adecuada atención a los centros residenciales de Andalucía, entre las que destacan la realización, hasta el pasado lunes, 13 de abril, de 46.416 test rápidos de Covid-19 a usuarios y empleados de estos servicios.

Bendodo ha concretado que 34.603 de dichos más de 46.000 test rápidos se les han realizado a personas mayores residentes, y, de ellos, 923 han dado positivo en coronavirus, y 17.734 a trabajadores de estos centros, con 174 casos positivos.

Ha puesto de relieve que, a día de hoy, «prácticamente la totalidad de personas mayores que están en residencias en Andalucía no están contagiadas», por lo que se ha logrado «contener» la propagación de la pandemia en esos centros, algo que ha vinculado al trabajo de la Consejería de Salud y Familias, que desde el pasado 3 de marzo «empezó a mandar a médicos y enfermeras a hacer controles» en dichos centros.

En total, según ha detallado la Junta, se han distribuido 90.000 pruebas entre residencias y centros sociosanitarios asimilados, con el fin de mejorar la capacidad diagnóstica tanto de residentes como de trabajadores, que no habían sido previamente diagnosticados a través de PCR.

Una vez concluyan estas actuaciones en residencias de mayores, los test rápidos se realizarán en otro tipo de centros y servicios sociosanitarios, comenzando con los auxiliares de la ayuda a domicilio.

El informe de la Consejería de Salud y Familias, elaborado por la Dirección General de Cuidados Sociosanitarios, expone las principales líneas de actuación en esta materia, que pasan por el seguimiento proactivo de los centros, su medicalización, así como la posible evacuación de residentes a zonas habilitadas a tal efecto.

Actualmente, según refleja el documento, están en seguimiento proactivo 1.046 centros en toda Andalucía y se han realizado 23.725 seguimientos –telefónicos o de forma presencial– para adecuar y estabilizar su situación. En cuanto al reparto de material, la Consejería ha hecho entrega de 1.137.850 mascarillas en toda la comunidad, 729.950 para centros residenciales y 407.900 destinada al servicio de ayuda a domicilio.

También se realiza la adaptación clínica del espacio residencial y la coordinación asistencial con servicios de Medicina Interna del hospital de referencia de 13 centros residenciales en Andalucía en las provincias de Sevilla –Fundomar/Bermejales, Domusvi Santa Justa, Joaquín Rosillo, Hermanas de Nuestra Señora de La Consolación, Ferrusola y Huerta Palacios de Dos Hermanas–; de Cádiz –Cruz Roja Española, La Marquesa en Jerez de la Frontera y Nuestra Señora de Los Remedios de Ubrique–; de Córdoba –Juan Crisóstomo Mangas de Rute y San Rafael de Montilla–; de Huelva –Sierra de Aracena–; y de Almería, la de Nuestra Señora del Rosario.

Por otro lado, se han habilitado tres espacios de evacuación para los centros residenciales en las provincias de Sevilla, Cádiz y Málaga; en concreto, el Hotel Ilunion Alcora en Tomares (Sevilla), la residencia de tiempo libre El Burgo de La Línea de la Concepción (Cádiz) y el Colegio Mayor Arunda en Málaga.

Además, en cuanto al seguimiento de pacientes domiciliarios, se incorporó desde el pasado día 19 de marzo un nuevo aplicativo en la Historia Clínica Digital, que permite a los profesionales de Atención Primaria realizar y registrar la llamada, realizar la valoración y recoger las intervenciones recomendadas en función de las necesidades de la ciudadanía.

Gracias a esta aplicación se han realizado más de 148.600 contactos telefónicos por parte de las enfermeras a 71.008 pacientes distintos, de los que 1.053 viven solos. Del total de seguimiento, se han registrado 505 casos de pacientes con agravamiento de síntomas de Covid-19, en los que se decreta su derivación a servicios médicos específicos del centro o servicios de urgencias.

Sanitarios infectados

Por otro lado, a preguntas de los periodistas, Bendodo ha cifrado en 2.899 los profesionales de la sanidad, tanto pública como privada, que han resultado contagiados de coronavirus en Andalucía, de los que 2.249 son sanitarios y 650 son sociosanitarios.

Bendodo ha puesto de relieve que la cifra de sanitarios contagiados no llega «ni al 2% del total» de dichos profesionales con los que cuenta la comunidad.

El consejero ha subrayado que Andalucía «tocó el pico» de la pandemia el pasado 30 de marzo, cuando los hospitales de la comunidad contaban con unos 1.200 pacientes más ingresados con coronavirus de los que hay ahora, que son 1.545 actualmente, de los que 343 están en las unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y 1.202 en planta.

Por eso, el consejero portavoz ha valorado que la progresión de la pandemia es «positiva» en Andalucía, que acumula «el 6% de los contagiados en toda España y el 4,7% de los fallecidos», hasta un total de 865 en lo que va de crisis. Además, ha destacado que, de media, se están registrando en las últimas fechas «en torno a 100 altas diarias» en hospitales de la comunidad de personas ingresadas por el coronavirus.

Bendodo ha sostenido que estos datos «positivos» deben servir de «ánimo y esperanza, pero no como síntoma de relajación», porque hay que seguir cumpliendo «estrictamente las normas dictadas» por el Gobierno central durante el estado de alarma como el confinamiento, «al menos hasta el 25 de abril».

Desglose de materiales

De igual modo, Bendodo ha resaltado que, durante la crisis, desde la Junta se ha contratado a 5.764 profesionales más para la sanidad andaluza para reforzar la lucha frente al coronavirus, y se ha detenido en desglosar la situación de los materiales de protección de los que se ha ido abasteciendo la comunidad.

Bendodo ha destacado igualmente que Andalucía está siendo «pionera» en la lucha contra el coronavirus y, así, ha sido «la primera comunidad» en ir fabricando sus propios test de PCR en hospitales de Sevilla y Granada, así como está elaborando «el primer respirador que una comunidad autónoma ha puesto en marcha», de la mano del proyecto ‘Andalucía Respira’, o ha construido «en tiempo récord» un auténtico hospital en la ciudad deportiva de Carranque, en Málaga, con 200 camas y diez UCIs.

En cuanto al material de protección del que se ha dotado Andalucía, ha detallado que el 87,54% ha sido adquirido por la propia Junta «fundamentalmente en mercados nacional e internacional», mientras que el Gobierno de España ha aportado el 4,21% y la empresa Inditex el 8,25% restante.

De las 10.350.847 unidades de mascarillas que han llegado a Andalucía, el 76% las ha comprado la Junta; 482.000 las ha proporcionado el Gobierno central y 1.942.000 han venido de la mano de Inditex, según ha especificado Bendodo, quien también ha concretado que el 93% de los «cerca de 24 millones de guantes» de los que se ha dotado la comunidad han sido adquiridos por la Junta, mientras que el 2,7% han venido del Ministerio de Sanidad y el 3,8% de Inditex.

Finalmente, el consejero ha dado a conocer que la cuenta para donaciones dirigidas a luchar contra el coronavirus que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) abrió hace unos 20 días ha recibido ya en ese tiempo donaciones por valor superior a 1.037.000 euros.