Andalucía define un protocolo que recoge el derecho al «último adiós»

La pandemia del Covid-19 ha dado lugar a situaciones de dolor añadido, desde el punto de vista emocional, para los pacientes que se encuentran hospitalizados en aislamiento

La Consejería de Salud y Familias ha elaborado un programa de humanización para pacientes hospitalizados aislados y mayores en residencias con Covid-19 que incluye un protocolo de atención psicosocial y espiritual según las creencias, que se podrá recibir de forma voluntaria, y garantiza el «derecho al último adiós» a los pacientes en fase terminal.

Este programa, que ha sido conocido este miércoles por el Consejo de Gobierno de la Junta, ha sido elaborado por la Secretaría General de Familias y la Dirección General de Cuidados Sociosanitarios y tiene como objetivo principal «redoblar el buen hacer de los profesionales sanitarios que garantizan el trato digno y humano a los pacientes ante esta situación excepcional y dotar de un esfuerzo adicional para paliar cuanto sea posible el dolor y sensación de angustia de los pacientes hospitalizados en aislamiento y de sus familiares».

La pandemia del Covid-19 ha dado lugar a situaciones de dolor añadido, desde el punto de vista emocional, para los pacientes que se encuentran hospitalizados en aislamiento, especialmente aquellos en situación crítica, y para sus familiares. La Junta defiende que «aplicar la psicología de la salud, a través de la humanización, en las actuales circunstancias extraordinarias, redundará en un mayor bienestar del paciente desde el ámbito sanitario y en un mayor bienestar de las familias afectadas».

Asimismo, la Consejería de Salud considera que dotar a los profesionales sanitarios de la información y recursos necesarios para un adecuado y humano tratamiento del paciente redunda en un mejor desempeño y bienestar psicológico de los propios profesionales.

De forma más detallada, el plan tiene como fin implementar un protocolo de atención psicosocial y espiritual a pacientes hospitalizados aislados y mayores en residencias por parte de por los profesionales sociosanitarios y sanitarios del Sistema Andaluz de Salud. También se facilitará la comunicación audiovisual a distancia entre pacientes hospitalizados en aislamiento y sus familiares directos, distribuyendo un millar de dispositivos electrónicos (tablets y teléfonos móviles) donados a la Junta de Andalucía.

«Derecho al último adiós» en pacientes terminales

De igual manera, se les proveerá de un medio para recibir de forma voluntaria atención psicológica y espiritual y se les garantizará el «derecho al último adiós» a los pacientes en fase terminal. Asimismo, se promocionará, la coordinación necesaria para la atención espiritual según sus creencias.

Por último, el plan propone abrir canales de comunicación para que la ciudadanía pueda dirigirse a los pacientes a través de cartas de ánimo, facilitando así la gestión de las distintas iniciativas de este carácter promovidas en la comunidad andaluza por numerosos colectivos.

Según la Junta, este plan asegurará la adecuada dotación de todos los centros hospitalarios públicos y residencias de mayores en Andalucía con los fines anteriormente mencionados.