Josema Yuste critica al Gobierno: «Son unos psicópatas»

El humorista arremete contra Pedro Sánchez en el espacio ‘Estado de Alarma’

Las voces contra el modo en el que el Gobierno está gestionando la crisis de la pandemia del coronavirus se va ampliando a pasos agigantados. Voces a modo de protesta. Voces de anónimos. Voces de mandos intermedios. Voces de empresarios. Voces de los trabajadores autónomos. Voces de otros partidos políticos. Y voces de representantes del mundo de la cultura.

Es el caso Josema Yuste. El humorista se ha mostrado sin pelos en la lengua. Con una contundente crítica a Pedro Sánchez, presidente del Gobierno. Lo ha hecho en el espacio de entrevistas en YouTube ‘Estado de Alarma’, que conduce el periodista Javier Negre (cabe recordar la polémica levantada por la también entrevista con Quique San Francisco).

El ex componente del dúo humorístico ‘Martes y Trece’ no se ha andado con chiquitas ni se ha ido por las ramas. Haciendo referencia al pleno celebrado el pasado jueves en el Congreso -con motivo de la prórroga del estado de alarma-, Yuste afirmó que «el presidente no les miraba [a Casado y Abascal], miraba para otro lado, con un desprecio absoluto, cuidado, no a tres personas, sino a millones de personas que representan esas tres personas»

«Yo entiendo que en un Debate de la Nación mire para otro lado, pero, ¿en este caso, que es gravísimo? Que esté mirando para otro lado como que no está escuchando, como que se la suda…», relataba el humorista.

«Sin embargo, sí miraba de vez en cuando a sus socios, esos que ahora le dan la espalda. A esos sí los miras, ¿no? Pero a la oposición no. Eso me parece de una frialdad tan cercana a un psicópata. Porque, si lo sabéis, los psicópatas no sienten empatía hacia el dolor de los demás, y eso es lo que demostraron el otro día los señores Iglesias y Sánchez», subrayó el cómico.

Josema Yuste enseguida recibió multitud de adhesiones en las redes sociales. Muchas de ellas hacían alusión a la valentía de un representante del mundo de la cultura que se acerca “a los corazones” de los españoles y “y no con el bolsillo preparado para recibir subvenciones”.