Robo al Cádiz

El colegiado se sirvió del VAR para pitar un penalti en contra del Cádiz pero no quiso revisarlo en uno claro a favor

Un derbi siempre es un derbi, sea cual sea la situación clasificatoria y quienes estén en el terreno de juego. Cádiz y Málaga se citaban en Carranza con el claro objetivo de llevarse los puntos en sus diferentes situaciones deportivas.

La previa marcaba los minutos antes del partido. A última hora se caía en los amarillos Marcos Mauro por un proceso febril, mientras que Lombán cedía en el once titular su hueco al excadista Diego González, que se resentía de unos problemas musculares en el calentamiento.

Arrancaba el partido con una idea clara en los malaguistas:  mantener el balón lo más lejos posible de su portería.

El planteamiento de Sergio Pellicer surtía efecto, ya que el cronómetro avanzaba sin que pasara absolutamente nada. En el minuto 21 un rechace que Tete tiró por encima del larguero, fue la primera aproximación, y una internada de Luis Muñoz con varios rebotes que detuvo Cifuentes, la segunda.

A los cadistas, muy trabados en la creación por la presión rival, les costaba pisar área contraria. No fue hasta el minuto 35 cuando un centro de Salvi que Malbasic cabeceó alto, llevó el primer ‘uy’ a la poblada grada de Carranza. Aunque la más clara sería una dejada de Álvaro Giménez a Salvi dentro del área que lanzó alto.

A continuación un gran susto. Saque de banda que en la prolongación remta de primeras Adrián a gol. El colegiado no dudó, y anuló la acción por falta a Cifuentes, cuando el medio millar de seguidores llegados desde Málaga celebraban un 0-1 que no subió al marcador.

Edu Ramos y Nano Mesa sustituían en el descanso a Malbasic y Álvaro Giménez, que habían visto cartulina amarilla.

Un nuevo planteamiento por delante con Álex más adelantado, y un doble pivote conservador buscando el control del centro del campo. Pero apenas duró tres minutos esa idea.

El colegiado, a instancias del VAR señaló penalti de Espino por unas claras manos. Adrián no falló desde los once metros y en el minuto 50 puso el 0-1.

Llegaban las prisas ante un rival que nunca las tuvo. Una internada de Espino en línea de fondo con pase a Salvi en el primer palo que acabó en córner, pudo igualar el marcador.

Pero también pudo ser trágica una pérdida en el centro del campo que dejó a Juanpi encarando el área, pero su pase a Sadiku para dejarlo a puerta vacía, fue abortado en el último instante por una galopada de Espino.

Sin demasiada fortuna arriba, sólo dos lanzamientos frontales de Álex pudieron cambiar la situación, pero ambos se marcharon pegados al palo.

En el minuto 70 llegaba la jugada polémica, el colegiado muestra amarilla a Nano Mesa por simular penalti, por televisión se ve claramente el contacto al jugador tinerfeño, pero el VAR considera que no existe infracción y sí fuera de juego, el cual no se ve por ningún lado en las imágenes. El clegiado no quiso revisar las imágenes, perjudicando así gravemente al Cádiz. Quedaba una bala por gastar, y a falta de veinte minutos Jurado entraba por Espino.

Un medido pase del sanluqueño a Iza pudo ser el empate, pero el remate de primeras del lateral lo despejó Munir. Comenzaba el asedio. Nano Mesa la tendría poco después en un tiro cruzado que acabó en córner.

El reloj corría muy rápido y las ideas no terminaban de cuajar. Cinco minutos de tiempo añadido. Perea lo intentaba con una jugada personal, pero su tiro lo sacaba la zaga. Final y derrota.