Mientras miles de granadinos continúan cumpliendo con las medidas impuestas por la Junta de Andalucía para rebajar la alta incidencia de la pandemia en la provincia de Granada, otros muchos hacen oído sordo a la normativa.

Y es que durante la noche de este sábado 14 de noviembre, la Policía Local de Granada ha interpuesto 30 denuncias más; siendo un total de 21 por ruidos en pisos y fiestas.

Según concreta la Policía Local, también impusieron tres multas por consumo de alcohol en la vía pública, dos por no hacer uso de la mascarilla, una por fumar sin guardar la distancia mínima de dos metros y siete por incumplimiento del toque de queda decretado por el estado de alarma entre las 22,00 y las 6,00 horas.

La Policía apunta que en el turno de mañana impusieron cuatro denuncias por desobedecer la restricción a la movilidad intermunicipal.

Granada estaría en confinamiento domiciliario si el Gobierno lo hubiese permitido

No hay que olvidar que la provincia de Granada es actualmente el lugar más afectado por el virus en Andalucía. Así, Juan Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía, aseguró a principios de semana: «Granada con las circunstancias que tiene debería estar en confinamiento domiciliario, pero el ministro de Sanidad, Salvador Illa (PSOE), ha dicho claramente que no va a haber confinamiento domiciliario, a pesar de las circunstancias tan terribles».

El Gobierno central ha sido tajante y por el momento dará un margen de confianza a las medidas implantas por la Junta de Andalucía para frenar la pandemia en el territorio andaluz. Una vez superada estas dos semanas, en caso de no surgir efecto, el confinamiento domiciliario podría volverse una opción real para el Ejecutivo de Sánchez.

Un opción que tomará fuerza si actitudes como éstas continúan produciéndose en la provincia de Granada; donde la incidencia del virus sigue suponiendo un gran riesgo de salud para la población.

Juanma Moreno pide responsabilidad a los andaluces

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha reclamado «ser estrictos» con el cumplimiento de las normas de prevención de Covid-19 y sobre los fallecidos y positivos ha pedido «reducirlos al mínimo». «No olvidemos que mañana podemos ser cualquiera», ha destacado.

En un mensaje en Twitter, que acompaña a un gráfico con los casos confirmados por PCR y los curados en esta jornada; Moreno ha pedido «ser estrictos» en el cumplimiento de las normas así como «adaptarnos a vivir con la pandemia hasta que haya una vacuna».

Igualmente, el presidente ha reivindicado que «no nos acostumbremos al número de positivos o fallecidos» porque «hay que reducirlos al mínimo» y ha pedido que no se olvide que «mañana podemos ser cualquiera».