Un hombre fue sorprendido vestido de novio por su esposa, mientras celebraba su boda con otra mujer en Zambiauna, en una ceremonia celebrada esta semana en una iglesia de Lusaka, la capital de Zambia, informan medios locales.

 

En un video, difundido ampliamente en redes sociales, se puede ver a Caroline Mubita llegar a la iglesia con uno de sus tres hijos colgado en la espalda y decirle al sacerdote: «Padre, esta boda no puede continuar. Este hombre de aquí es mi marido. No sé qué está pasando aquí».

En ese momento, el novio, Abraham Muyunda, tan solo mira hacia el suelo luciendo avergonzado mientras varios invitados tratan de detener a la alterada esposa, que intenta llegar hasta el altar donde se encuentra el sacerdote.

Según medios locales, ese día el hombre abandonó la vivienda que comparte con Caroline y sus tres hijos diciendo que se iba a trabajar. Momentos después, varios vecinos avisaron a la esposa del verdadero paradero de su esposo y esta, sin pensarlo dos veces, salió en su búsqueda.

La boda finalmente no se llevó a cabo y Abraham fue entregado a una comisaría de la Policía local y podría enfrentarse a hasta 7 años de prisión si es condenado por bigamia. Por otro lado, se desconoce si la nueva novia estaba al corriente del estado civil del hombre y aún así decidió desposarlo.

Otros precedentes

Hay que recordar que hace meses, según recogía Informativos Telecinco, terrible momento el que se vivió en un enlace en Estados Unidos, cuando una mujer interrumpió la ceremonia diciendo que espera un bebé del novio. El video en TikTok se volvió viral en tan sólo unas horas.

Familiares y amigos estaban reunidos para celebrar la fiesta y en ese momento llega la mujer alterada diciendo: «¡Anthony! ¿No me conoces? ¿no recibiste tu medicación psicológica?». Todo mientras el prometido la ignora, momento en que ella dice: «Tengo a tu bebé aquí».

Por lo visto, Anthony mantenía dos relaciones paralelas con distintas mujeres, pero al final se decantó por una y se desentendió de la que había dejado embarazada. El novio, ante el asombro de los invitados, se comportaba como si no fuera la cosa con él. Mientras, el cura continuaba con la boda e intentaba mantener el tipo.

La hija de la novia no pudo más y salió corriendo a por la amante: «Has arruinado la boda de mi madre, ¿que narices te pasa?». Ahí termina el corte que ya tiene más de 10 millones de reproducciones y muchos comentarios.