Después de varias alertas alimentarias sobre la aparición de salmonela en varios lotes de fuets elaborados por la empresa catalana Embotits Solà, las autoridades sanitarias han decidido ordenar la suspensión cautelar de la elaboración de dicho embutido de fuets por parte de la empresa y la retirada del mercado de todo el producto fuet de cualquier lote, formato y presentación.

La Comunidad Autónoma de Cataluña, a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI), comunica que ha ordenado la suspensión cautelar de la actividad de elaboración de fuets/espetec en EMBUTIDOS SOLA S.A.

Así mismo informa de que ha ordenado la retirada del mercado de todo el producto fuet/espetec de cualquier lote, formato y presentación (150 g, 140 g, 175 g y 800 g. Tanto unidades enteras como lonchado en envases de 125 g) elaborado por EMBUTIDOS SOLA S.A. identificados con las marcas sanitarias 10.12147/B o 10.01924/B.

Producto implicado en la alerta

Con la nueva información, los datos del producto implicado en esta alerta son los siguientes:

  • Producto: espetec / fuet extra: Todos los lotes, formatos y presentaciones (150g, 140g, 175g y 800g, tanto unidades enteras como lonchado en envases de 125g).
  • Elaborador: Embutidos Sola SA con RGSEAA: ES10.12147/B (Vic) y ES10.01924/B (Gurb).
  • Diversas marcas comerciales (Cabanes, Embutidos Solà, La Granja, Calet, Solà i Masó, Don Teo, Cambasec, Sanglier, Fran-per, Vic d’Or, Tapas Pape, Julian Mairal y Reketukas).
  • Marca Sanitaria: 10.12147/B o 10.01924/B.

Esta información ha sido trasladada por la AESAN a todas las comunidades autónomas. A través del SCIRI con el objeto de que continúe la retirada de los productos afectados de los canales de comercialización.

Se recomienda a las personas que tengan en su domicilio productos afectados por dicha alerta se abstengan de consumirlos y los devuelvan al punto de compra. Por el momento, no se ha confirmado en España ningún caso de salmonela asociado a esta alerta.

La salmonelosis es una infección intestinal que causa generalmente una gastroenteritis aguda que acostumbra a resolverse sin necesidad de ningún tratamiento. Aun así, se puede volver grave si entra en contacto con la sangre y afecta a niños o personas mayores.

Riesgos para la salud

La presencia de salmonela entérica serotipo Typhimurium en los alimentos puede suponer riesgos para la salud de las personas que los consumen (principalmente diarrea y/o vómitos acompañados de fiebre y dolor de cabeza).

En el caso de haber consumido este tipo de producto de los lotes de fuets afectados y presentar alguna sintomatología compatible con salmonela; se recomienda acudir a un centro de salud.

Todo empezó el pasado verano, cuando la Agència de Salut Pública ordenó la retirada de unos lotes de fuets vendidos en Catalunya y Aragón. Todo por riesgo de intoxicación alimentaria al sospechar que podrían contener salmonela, después de que unos lotes de fuets de la misma empresa productora provocaran 18 casos de salmonela en Francia.

La alerta, sin embargo, no se detuvo ahí. Una semana después, las autoridades sanitarias comunicaron que se habían añadido tres lotes más de fuets a la lista de los productos susceptibles de poder causar salmonela.

Finalmente, el problema no se ha podido solucionar retirando lotes concretos. Por que las autoridades sanitarias de Cataluña han decidido cortar por lo sano, suspendiendo la elaboración de los fuets de la marca y retirando del mercado todos los lotes.

Eroski

AL margen del asunto de los fuets, la Organización de consumidores y usuarios (OCU) informaba recientemente de que Eroski ha retirado de sus tiendas 13 lotes de huevos de su propia marca y Hobea por un problema «higiénico-sanitario» detectado en la granja de su proveedor.

La empresa cooperativa de distribución compartió un comunicado en su página web el fin de semana para indicar a los usuarios la partida que se ha visto afectada y para avisar de que, desde entonces, se han fijado carteles de los supermercados avisando del problema, se han retirado de las tiendas los lotes afectados y han animado a devolverlos a quienes los hubieran comprado.