La Guardia Civil ha recuperado este jueves en Alemania un busto romano robado en 2010 en la localidad gaditana de Bornos. Se trata de la cabeza de Antonia Minor, hija menor de Marco Antonio y Octavia y madre y abuela respectivamente de los emperadores Claudio y Calígula. La pieza data del siglo I y es, según el instituto armado, «un perfecto ejemplo del retrato romano imperial adaptado a las tradiciones y modos locales de la Hispania romana».

La Policía Criminal de Baviera ha entregado esta tarde el busto a la Guardia Civil en el Consulado de España en Múnich. Esto culmina una investigación coordinada por la Sección de Patrimonio Histórico que llevó a la localización del busto en una casa de subastas en Munich.

El busto de Antonia Minor fue descubierta en el yacimiento de Carissa Aurelia en los años 60 del siglo XX. Durante años estuvo expuesta en el Ayuntamiento de Bornos y más tarde en el Centro de Interpretación del Castillo-Palacio de los Ribera. Sin embargo, a finales de 2010, fue robada de la vitrina en donde se mostraba al público.

Encontrada por el catedrático José Beltrán Fortes

Desaparecida durante casi una década, el catedrático de Arqueología de la Universidad de Sevilla José Beltrán Fortes localizó la pieza casualmente mientras estaba expuesta temporalmente en la Gliptoteca de Munich (Alemania), hecho que puso inmediatamente en conocimiento de la Guardia Civil y las autoridades españolas.

En el acto de entrega han estado presentes Harald Pickert, presidente de la Policía Criminal de Baviera; Ralf Hennecke, asistente del presidente de la Policía Criminal, así como el cónsul general Francisco Pascual de la Parte; y el oficial de enlace de Guardia Civil ante la BKA, comandante César Sánchez Sutil.

La labor de la Guardia Civil ha contado con el asesoramiento técnico de la Subdirección General de Registros y Documentación de Patrimonio Histórico del Ministerio de Cultura y Deporte de España; quien coordinará junto a la Guardia Civil el transporte y traslado definitivo de la cabeza a España.

En la operación ha participado también la Policía Criminal de Baviera (BLKA), la División K53 de Protección Nacional e Internacional de Bienes Culturales del Ministerio de Estado de Cultura alemán; la Embajada de España en Berlín y el Consulado General de España en Munich.