La Policía Nacional ha recuperado en Bruselas un cuadro del pintor Joaquín Sorolla valorado en tres millones de euros durante una investigación. Esta ha culminado con la detención del propietario de la obra; un condenado anteriormente en el ‘caso Malaya’, como presunto autor de un delito de insolvencia punible.

El propietario del cuadro es, según informan fuentes policiales, el empresario Carlos Sánchez. El mismo ya fue condenado en su momento por la Audiencia Provincial de Málaga en la Operación Malaya; y volvió a ser detenido en esta ocasión como presunto autor de un delito de insolvencia punible.

El cuadro, titulado ‘Antes de la corrida’

Sobre el cuadro, titulado ‘Antes de la corrida’, existía una orden de intervención emitida por la Audiencia Provincial de Málaga en el marco de la Operación Malaya. Esto motivó que agentes especializados en Patrimonio Histórico abrieran una investigación.

La misma comenzó el pasado mes de junio, e incluyó el registro de una vivienda con la finalidad de localizar una serie de obras que debían haber sido entregadas tiempo atrás a la autoridad judicial.

El cuadro de Sorolla es una de las obras que se buscaba. Este ha sido entregado en la mañana de este jueves 15 por parte del depositante en la sede de la Embajada de España en Bélgica, según ha informado la Policía Nacional

Obras vendidas hace cuatro años

La primera diligencia de búsqueda resultó infructuosa, al no encontrarse ninguna de las obras reclamadas; manifestando el propietario que las había vendido hacía unos cuatro años a una sociedad. Los agentes revisaron entonces los permisos de exportación y comprobaron que, al cuadro buscado, se le había concedido una autorización de salida de España con posibilidad de venta.

Los investigadores constataron que la obra pictórica había sido expuesta en una feria de arte y antigüedades de Nueva York. No obstante, al advertir el depositante que sobre la obra podría existir algún tipo de reclamación, se retiró de la venta. Avanzando en la investigación, constataron que el cuadro había sido depositado por la persona que había solicitado el permiso de exportación en unos almacenes de Bruselas.

Una vez tuvieron conocimiento fehaciente, a través de las gestiones llevadas a cabo por el agregado de Policía Nacional en la Embajada de España en Bélgica, del lugar donde se encontraba la obra de Sorolla; se comunicaron los hechos a la Audiencia Provincial de Málaga; que emitió el preceptivo auto al depositante para que hiciera entrega de la misma en la sede de la Embajada; extremo que se ha llevado a cabo esta mañana.

Carlos Sánchez, detenido de nuevo por estos hechos, obtuvo en diciembre de 2017 la libertad condicional; tras ser condenado a cuatro años y cuatro meses de prisión por blanqueo de capitales, cohecho y fraude en el ‘caso Malaya’.