Buenas noticias para los residentes, usuarios y familiares del Asilo San José. Esta mañana, la dirección del centro ha confirmado que ya han salido de aislamiento por coronavirus Covid-19 y aislamiento preventivo todos los residentes que estaban en el Sector 3.

El brote de coronavirus en el Asilo San José afectaba a 11 residentes y 7 trabajadores. Una vez cumplidos los plazos de aislamiento, todos los residentes han superado la enfermedad y vuelven a su vida normal.

Cabe destacar que entre los infectados por coronavirus ninguno ha necesitado derivación hospitalaria, siendo todos atendidos en las instalaciones con el personal necesario.

«El esfuerzos de todos ha sido grande y nos sentimos felices y orgullosos de que todos nuestros mayores puedan volver a su vida normal. Gracias por vuestro apoyo y comprensión. Esperamos que el virus nos dé un respiro y poder volver abrir el centro a principios de noviembre, si no hay más contagios», aseguran desde el Asilo San José.

Desde la Fundación Centro de Acogida San José se han mantenido en un contacto permanente con todas las familias para su tranquilidad. Han apostado por la información y la transparencia en la gestión de la situación sanitaria de la residencia.

Protestas en el Asilo San José

Los trabajadores y familiares de usuarios del centro de mayores San José han protagonizado varias concentraciones a las puertas del centro durante el verano pidiendo la dimisión de los responsables del centro.

Según destacaron en un comunicado “las divergencias de criterios han motivado múltiples presiones por parte de la dirección del Asilo San José de Jerez. Entre ellas, la destitución del coordinador que llevaba en el puesto 18 años por lo que pedimos que se solucione esta situación insostenible a la que la dirección del centro nos está sometiendo”.

“Como premio a nuestra labor en el Asilo San José de Jerez, se nos continúa presionando y la situación se está volviendo insostenible, hasta tal punto que parte de la plantilla se ha marchado a trabajar a otros centros sanitarios. Durante estos meses, se han cesado a dos trabajadoras de lavandería que llevaban en la empresa más de 15 años, ocultando información al patronato, sin contar con el comité y sin respetar los plazos legales. Han puesto como excusa la avería de una lavadora, cuando el lavado de los uniformes era algo prioritario para proteger a los residentes, a los trabajadores/as y a las familias”.