En la mañana de este jueves 15 de octubre, se han desarrollado varios registros en viviendas de Francia. Estos registros se deben a la causa abierta de una investigación por una posible mala gestión de la pandemia del coronavirus en el país. Las autoridades francesas han confirmado que entre los domicilios investigados, se han personado en las del actual ministro de salud Olivier Verán. Asimismo, también se han investigado las casas de otros altos cargos como la exministra de salud Agnès Buzyn y el ex primer ministro, Edouard Philippe.

Estas investigaciones se producen después de que el Tribunal de Justicia de la República (CJR) confirmara el pasado mes de julio que se investigaban las posibles malas prácticas por la pandemia en Francia. Entre las causas investigan si pudo haber una «abstención de combatir un daño» después de constatar que había base para avanzar con al menos nueve de las denuncias presentadas contra miembros del Ejecutivo en estos últimos meses.

En el caso de Olivier Véran, también se ha procedido a registrar su despacho; al igual que ha ocurrido con el actual director general de Salud, Jérome Salomon, según informa el periódico ‘Le Monde’.

Las pesquisas en casa del primer ministro coinciden con el anuncio por parte del presidente, Emmanuel Macron, de restablecer el estado de emergencia por el empeoramiento de los datos de la pandemia. Entre las medidas anunciadas figura un toque de queda nocturno. Se extenderá de 21.00 a 6.00 horas en París y otras grandes ciudades de Francia.

Los nuevos casos de coronavirus se han disparado en Francia en las últimas semanas, llegando a alcanzar el récord de 27.000 nuevas infecciones en una sola jornada. El pasado miércoles, las autoridades sanitarias francesas informaron de 22.591 nuevos positivos, hasta un total de 779.063 desde el inicio de la pandemia.