La votación popular para elegir el nuevo nombre del Estadio Carranza en Cádiz se desarrollará desde del 19 al 26 de octubre por la dirección web ‘http://ocadizdigital.es/votacion-nombre-estadio‘.

Sin embargo, solo podrán participar personas empadronadas en la capital gaditana. Por ello, los abonados del Cádiz Club de Fútbol no empadronados en Cádiz no podrán participar en la votación. Todo ello, debido según el Ayuntamiento, a que «el club optó, desde un principio, por mantenerse al margen del proceso abierto para el cambio de nombre del estadio municipal».

Los nombres aspirantes

Los ocho nombres sometidos a votación para denominar al estadio municipal serán Ciudad de Cádiz, La Pepa, Gades, Bahía de Cádiz, Gadir, Nuevo Mirandilla, Tacita de Plata y De La Laguna.

Según ha explicado el Ayuntamiento, para votar en la dirección web se requerirá el número de DNI y una dirección de correo electrónico. Además, se sugiere la aportación de un número de teléfono para contactar; en el caso de que hubiera alguna incidencia con la dirección de correo electrónico. Los datos de las personas que participen, una vez emitida la votación, serán cruzados con las bases de datos municipales para contrastarlos.

Así, durante los días posteriores al cierre del plazo de votación, será cuando se compruebe la veracidad de los datos aportados; y que, efectivamente, las personas que han participado en la votación están empadronadas en la ciudad de Cádiz. Los votos que no cumplan este requisito serán anulados.

El Ayuntamiento de Cádiz ha decidido aceptar la propuesta de la comisión reunida al efecto del cambio de nombre del estadio; que abogó por que la votación se ampliara sobre ocho nombres en vez de por cinco. Habida cuenta del consenso existente en la comisión sobre esta posibilidad; el Consistorio gaditano ha considerado pertinente que las personas empadronadas en la ciudad puedan votar finalmente entre ocho nombres.

Procedimiento en la web

Las personas que deseen participar en la votación deberán acceder a la web; y, desde esa dirección, seleccionar las tres opciones de las ocho alternativas planteadas que más le gusten. En concreto, podrán puntuar tres opciones asignando respectivamente tres, dos y un punto; siendo tres la puntuación más alta y uno la más baja.

Una vez finalice el plazo de votación online, se procederá a la contabilización de los votos y posteriormente se anunciará cuál de las propuestas ha resultado la vencedora; pasando a denominarse así desde entonces al actual Estadio Ramón de Carranza; y culminando de esta forma el proceso participativo que, se inició el pasado 27 de julio con la recepción de propuestas.

El concejal de Memoria Democrática del Ayuntamiento de Cádiz, Martín Vila, ha explicado que es, en esta última fase del proceso, «cuando se inicia el plazo de votación directa; ya que anteriormente sólo se habían recabado propuestas y establecido criterios sobre ellas desde la comisión».

«Ofrecer a la gente de Cádiz poder expresar sus gustos»

En este sentido, ha saludado que «una decisión de tanto calado simbólico en el imaginario de la ciudad se pueda tomar ofreciendo a la gente de Cádiz la oportunidad de votar; de expresar sus gustos; y de ser partícipes del proceso» del cambio de nombre del Estadio Carranza.

Asimismo, ha incidido en que, desde el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Cádiz, se entiende que «tiene mucho más sentido el cambio si se incluye, en el proceso, la participación de la gente que ha pagado la infraestructura; que son todos los gaditanos con sus impuestos».

Por último, ha lamentado la «tergiversación continuada» del proceso participativo y sus diferentes hitos que se ha dado por parte de «algunos grupos políticos; que ha sido asumida, a su vez, por medios de comunicación en un ataque constante a la posibilidad de que Ramón de Carranza, exalcalde de la ciudad en los primeros compases del Golpe de Estado; y participante en la represión a gaditanos con simpatías al Frente Popular o afiliados a organizaciones afines al Gobierno de la II República; sea eliminado del callejero de la ciudad; tal y como debe hacerse en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica y de la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía».