El Grupo de Exploraciones Subterráneas de Casares (Málaga), el Ayuntamiento y la Plataforma para la Protección de la Sierra de la Utrera han denunciado nuevas incidencias; allanamiento; actos vandálicos y destrozos sobre el yacimiento arqueológico Sima Hedionda 4 de Casares. Este fue declarado BIC por el Ministerio de Cultura e incluido en el Catalogo General de Patrimonio Histórico Andaluz por la Junta de Andalucía.

Así, a través de un comunicado, han indicado que los hechos, detectados el pasado día 3 de octubre, han sido puestos en conocimiento de la Policía Local de Casares. Asimismo, se está tramitando la correspondiente denuncia ante el Seprona de la Guardia Civil y en la Delegación Territorial de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

Destruyeron y sustituyeron el candado

Según han explicado, el pasado sábado 3 —con motivo de la continuación de los trabajos topográficos a llevar a cabo en la Sima Hedionda 4—; miembros del Ges Casares iniciaron la aproximación a la boca de dicho yacimiento. Al alcanzar donde se encuentra situado el tubo y puerta de acceso, descubrieron que el candado de seguridad —instalado desde 2015—; ha sido destruido y sustituido por otro candado de inferior calidad.

Esto provoca que, ya que el Ges Casares está autorizado por el Ayuntamiento y cuenta con las llaves de acceso a la cavidad, no pueda efectuar la entrada a la Sima Hedionda 4. Por tanto, no pudo continuar con los trabajos previstos para este día. «Esta incidencia hace temer que se ha vuelto a efectuar un acceso no autorizado a la cavidad y su yacimiento; y se hayan efectuado actos vandálicos en la misma», han indicado.

Así, han precisado que se comunicó inmediatamente la incidencia a la directora de la actuación, a la Concejalía de Medio Ambiente y a la edil de Cultura y Educación; apuntando que las instrucciones dadas por la directora y por la concejala fueron realizar la retirada del candado instalado «fraudulentamente» y acceder a la cavidad; para una inspección ocular del yacimiento y emitir un informe de las incidencias ocurridas.

«Es lastimoso comunicar nuevas incidencias en Casares»

Desde Ges Casares han considerado «lastimoso tener que volver a comunicar nuevas incidencias y actos vandálicos realizados sobre el patrimonio arqueológico de Casares. En concreto, sobre esta Sima Hedionda 4″. Estos incidentes «vienen a sumarse a los que se han produjeron años atrás; hasta que, en 2016, se cerró la cavidad definitivamente».

Han indicado que la principal incidencia ocurrida en la cavidad «es la rotura y modificación del cierre de seguridad instalado por un organismo público; como la Delegación Territorial de Cultura y el Ayuntamiento de Casares; así como el acceso posterior y allanamiento de este yacimiento, que se encuentra en plena investigación; además de la rotura y robo de material arqueológico de un yacimiento declarado BIC por el Ministerio de Cultura».

«El hecho de realizar el cambio del cierre de seguridad de la cavidad «muestra el total desprecio de estos individuos por las normas dictadas por la Consejería de Cultura y el Ayuntamiento; así como al trabajo de investigación que viene realizándose dentro de la cavidad y en el yacimiento arqueológico», han manifestado.

El acceso a la cavidad «no es nada fácil»

De igual manera, han señalado que el acceso no autorizado a esta cavidad «incumple la normativa decretada por el Ayuntamiento de Casares en cuanto a las actividades espeleológicas en la Sierra de la Utrera. Por tanto, está sujeto a las sanciones correspondientes»; al tiempo que han advertido de que el acceso a esta cavidad «no es de ninguna manera fácil».

Además, han precisado que algunas de las salas y galerías del yacimiento «son de difícil acceso«. Por ello, han hecho hincapié en que, «para acceder a esta cavidad y a algunas de sus zonas, es preciso contar con los conocimientos necesarios de progresión vertical espeleológica».

Actualmente, el Ayuntamiento ha iniciado las acciones para reparar el cierre de seguridad y reforzar el sistema de apertura de la cavidad; con el fin de aumentar la protección del yacimiento.