Un grupo de narcos arrollaron en la tarde de este lunes en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) a un motorista cuando huían tras haber alijado un cargamento de droga en la zona de La Jara.

El motorista, ajeno a los narcotraficantes, se encuentra hospitalizado con heridas de gravedad.

Según han indicado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil, tras el accidente los agentes lograron finalmente incautar el cargamento de droga.

En total asciende a unos 40 fardos de hachís.

Huían para resguardar la droga

El accidente se produjo cuando los narcotraficantes huían para resguardar la droga, según ha avanzado La Voz de Cádiz.

En su marcha a gran velocidad, ignoraron una señal de stop y arrollaron a un motorista que se dirigía hacia su trabajo.

Finalmente, la Guardia Civil interceptó a los narcotraficantes y detener a cinco personas.

Este nuevo impacto se suma a los ocurridos en los últimos días, donde tirotearon a agentes de la Guardia Civil Bornos cuando investigaban una plantación de marihuana.

Cuando los tres guardias civiles bajaban del coche camuflado con la intención de localizar una supuesta plantación de marihuana en Bornos (Cádiz), poco imaginaban que serían recibidos a tiro limpio.

Impresionante operativo policial

Un día después, un impresionante operativo policial por tierra y aire trata de localizar a los atacantes, uno de los cuales ya ha sido detenido.

Vecinos de la zona, huyeron campo a través por una escarpada Sierra de Cádiz en la que en los últimos años proliferan los cultivos ilegales de esta droga.

Tanto, que entre los agentes ya se refieren a la zona de Arcos, Villamartín y Grazalema como el “triángulo de la maría”.

Los fugados, explican, “conocen bien el paraje”, un área escarpada junto al pantano de Bornos, de difícil acceso.

Está plagado de caminos, casetas de aperos aisladas y árboles entre los que es sencillo ocultarse si se sabe cómo.

Y donde un cultivo de este tipo pasa desapercibido durante mucho tiempo entre las incontables fincas abandonadas y alejadas de los lugares habituales de paso.

Fuentes policiales en la zona explican que, aunque el foco mediático del narco se sitúa en el cercano Campo de Gibraltar, el cultivo de marihuana encuentra su hueco en la zona del interior.

En los últimos años han sido varias las operaciones policiales contra plantaciones indoor y en exterior en el entorno de Arcos y Jerez de la Frontera, considerado el punto caliente del cultivo de maría en la provincia.

Actividad en aumento por la falta de medios

Una actividad, explican algunos agentes, que ha ido en aumento por la falta de medios en los pueblos de la sierra.

“Ha habido veces que hemos tenido una patrulla para toda la sierra”, corroboran con pesar desde la Asociación Unificada de la Guardia Civil.

Otros agentes fueron embestidos por un coche en La Línea y en Estepona (Málaga).

Otros dos agentes de la Policía Nacional fueron también embestidos en Algeciras por un narcotraficante, provocando que uno de los policías resultara herido de gravedad.