Pillados vendiendo droga frente a un colegio en Algeciras. La Policía Nacional ha detenido a seis personas como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas.

Los detenidos formaban parte de un clan dedicado a la venta de cocaína y hachís que distribuían al por menor desde tres viviendas ubicadas en el barrio de la Piñera.

Una de las viviendas se encontraba justo en frente del Colegio de Educación Infantil y Primaria Alfonso XI.

Además de otro domicilio particular cercano era utilizado para guardar la sustancia estupefaciente y abastecer a los puntos de venta.

Recepción de una nota anónima

La investigación se inició a raíz de la recepción de una nota anónima de los vecinos del barrio de la Piñera.

Solicitaban ayuda a la Policía Nacional ante la desesperación de ver el constante trasiego de toxicómanos que acudía a comprar.

Iincluso a pena luz del día y con el inminente comienzo del curso escolar.

Fruto de las gestiones realizadas por los investigadores localizaron dos puntos de venta y un domicilio utilizado para guardar la droga.

Se logró identificar a los presuntos implicados en esta actividad delictiva, y determinando los roles de cada uno de los integrantes de este clan.

El líder supervisaba el devenir de la venta, unos vendían la droga, y otros la guardaban y la reponían cuando era necesario.

Además, existía la figura del aguador, que captaba a posibles compradores, así como a detectar presencia policial en la zona.

Evidencias claras de venta de droga

Una vez obtenidas evidencias claras de la venta de droga por parte de los investigados y tras ser otorgados los mandamientos judiciales, se realizaron cuatro entradas y registros en los inmuebles encartados.

Se procedió a la detención de los seis integrantes de este punto de venta y a la incautación de 2.155 euros en billetes fraccionados y tres papelinas de pasta base de cocaína con un peso total de 2,5 gramos para posteriormente fabricar dosis de menor tamaño para la venta.

Intervienen también una pistola, una catana, un machete y un palo de grandes dimensiones utilizados para proporcionar seguridad a los puntos de venta y amedrentar a cualquier persona que pudiera interferir en el negocio.

Una vez finalizado el atestado, los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia en Algeciras.