Un hombre, de 32 años, ha sido detenido este miércoles 15 de septiembre en Dos Hermanas. El acusado responde a la iniciales M.V.C y entre los delitos de los que se le acusan se encuentra el de exhibicionismo ante menores de edad. De hecho, según ha confirmado la Policía Nacional en una nota de prensa, entre sus víctimas se encontrarían cuatro niñas entre 11 y 13 años. Asimismo, también se encontrarían víctimas de mayor edad, entre ellas, dos jóvenes de 18 años.

Fruto de las investigaciones, iniciadas el pasado mes de abril, la Policía Nacional ha conseguido destapar todo el entramado. Fue entonces cuando familiares, de dos menores de 11 y 18 años, comprobaron que un hombre se «autocomplacía» delante de las dos jóvenes. Acto seguido el varón emprendía la huida en un vehículo en la localidad de Dos Hermanas.

Investigaciones iniciadas en agosto

Las pesquisas policiales destaparon que, meses después, concretamente en agosto, se produjeron unos hechos de similares características en Dos Hermanas. De hecho, según indicaron las víctimas los hechos habrían sido perpetrados por el mismo autor. Concretamente, el pasado 21 de agosto, el hombre detenido realizó sendas exhibiciones. Una de ellas ante una menor de 13 años. Y el pasado día 31 de agosto ante dos menores de 11 años. Las jóvenes caminaban cerca de su casa en Granada cuando fueron víctimas de los lamentables hechos desde un vehículo que aprendió la huida a los pocos minutos.

Tras un arduo trabajo de investigación por parte de la Policía Nacional, efectivos de la Unidad de Familia y Atención a la Mujer de la Comisaría local de Dos Hermanas, consiguieron detener el pasado día 8 de septiembre al presunto autor de los hechos. Al detenido se le imputan cuatro hechos de exhibicionismo ante menores. Al constatar su ficha policial, se comprobó que no tenía antecedentes policiales. De igual forma, el presunto autor reconoció su participación en los hechos relatados con anterioridad.

Delitos de exhibicionismo

El delito de exhibicionismo se regula en el artículo 185 del Código Penal, donde se establece que “el que ejecutare o hiciere ejecutar a otra persona actos de exhibición obscena ante menores de edad o personas con discapacidad necesitadas de especial protección, será castigado con la pena de prisión de seis meses a un año o multa de 12 a 24 meses”.
Se castiga, por tanto, la exhibición obscena ante menores o discapacitados o hacer exhibir a otro ante un menor o discapacitado. El interés superior del menor se encuentra protegido por el artículo 3.2 del Convenio de los Derechos del Niño y el artículo 2 de la Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de Protección Jurídica del Menor, de modificación parcial del Código Civil y de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Unidades de Atención a la Familia y Mujer

Las Unidades de Atención a la Familia y Mujer, son unidades policiales especializadas en la lucha contra la violencia de género y la violencia doméstica y la violencia sexual. La primera tiene lugar exclusivamente cuando la violencia la ejerce el hombre sobre la mujer. Tiene que existir o haber existido una relación sentimental entre ellos y no tiene por qué ser siempre física, también puede ser psicológica o sexual.

La violencia doméstica es la que ocurre dentro de la familia, como la violencia contra los menores por parte de sus padres, violencia de hijos a padres, violencia de la mujer contra el hombre, entre personas del mismo sexo (intragénero), contra las personas mayores y otras personas que convivan en el mismo domicilio.

Y la violencia sexual se produce cuando una persona obliga a otra a llevar a cabo una determinada conducta sexual que no quiere. La violencia sexual puede tener diversas manifestaciones: desde la violación hasta el acoso o los tocamientos no deseados, el exhibicionismo ante menores, etc.