La duración de la inmunidad adquirida frente a la Coronavirus es una cuestión clave sin resolver en la actual pandemia, aunque un nuevo estudio revela que la inmunidad protectora frente al Coronavirus es corta.

Ante el interrogante sobre el Coronavirus y su corta inmunidad, un estudiopublicado este lunes por la revista Nature Medicine advierte de que la protección inmune frente al SARS-CoV-2 podría ser de corta duración.

El equipo de investigadores, liderados por la responsable del laboratorio de virología experimental de la Universidad de Ámsterdam, Lia van der Hoek, ha analizado la inmunidad de cuatro cepas de coronavirus estacional humano (HCoV-NL63, HCoV-229E, HCoV-OC43 y HCoV-HKU1) para determinar los resultados.

Coronavirus estacional

Según los investigadores, «se monitoreó a 10 individuos sanos durante más de 35 años» y determinaron «que la reinfección con el mismo Coronavirus estacional ocurría con frecuencia 12 meses después de la infección».

Un hecho que podría sugerir la revisión de políticas que requieren inmunidad a largo plazo, como la vacunación o la inmunidad natural, para alcanzar la inmunidad colectiva.

Comprender la duración de la inmunidad a la reifección es vital para la preparación ante posibles futuras oleadas de covid19.

Pruebas limitadas de reinfección

Aunque hay pruebas limitadas de reinfección del SARS-CoV-2, se asume que generalmente ocurre una reinfección por Coronavirus. La OMS, no obstante, considera irrelevantes las infecciones del Coronavirus

Las características compartidas por estos coronavirus podrían ser representativas de todos los Coronavirus humanos, incluido el SARS-CoV-2, según apunta la hipótesis de los autores del estudio.

Los expertos, para hallar la frecuencia con la que se producen las infecciones estacionales por coronavirus, analizaron un total de 513 muestras de suero recolectadas desde la década de 1980 de 10 hombres adultos sanos en Ámsterdam, capital de Holanda.

Durante el estudio, los profesionales midieron los aumentos en los anticuerpos contra la proteína de la nucleocápsida, una proteína abundante del nuevo coronavirus, para cada coronavirus estacional.

Los investigadores consideraron el aumento de anticuerpos una nueva infección y observaron de 3 a 17 infecciones por coronavirus por paciente, con tiempos de reinfección entre 6 y 105 meses.

Además, los investigadores encontraron que las muestras de sangre recolectadas durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre tenían la tasa más baja de infecciones para los cuatro Coronavirus estacionales, lo que indica una mayor frecuencia de infecciones en los meses de invierno en los países templados.

Los autores, ante los resultados, sugieren que el SARS-CoV-2 puede compartir el mismo patrón que los demás Coronavirus después de la pandemia.

Aunque se necesita más investigación con cohortes más grandes, concluyen que las reinfecciones ocurren con frecuencia para los cuatro coronavirus estacionales, una posible característica común para todos los Coronavirus humanos, incluido el SARS-CoV-2.

Molécula aislada

Los científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburgh han aislado la molécula biológica más pequeña hasta la fecha que neutraliza completa y específicamente el virus SARS-CoV-2, que es la causa del Coronavirus que ha provocado la pandemia.

Este componente de anticuerpo, que es 10 veces más pequeño que un anticuerpo de tamaño completo, se ha utilizado para construir un fármaco, conocido como Ab8, para su uso potencial como terapéutico y profiláctico contra el SARS-CoV-2.

La molécula Ab8 es muy eficaz para prevenir y tratar la infección por covid, por el momento en ratones y hámsteres.

Su pequeño tamaño no solo aumenta su potencial de dispersión en los tejidos para neutralizar mejor el virus, sino que también permite administrar el fármaco por vías alternativas, incluida la inhalación.

Una de las cosas más importantes es la Ab8  no se une a las células humanas, una buena señal de que no tendrá efectos secundarios negativos en las personas.