España ha realizado 7.674.033 pruebas diagnósticas de test PCR desde que comenzó la pandemia por el Covid-19 y hasta el pasado 10 de septiembre, según ha informado el Ministerio de Sanidad aludiendo a los datos que le proporcionan las comunidades autónomas.

En los últimos siete días notificados, entre el 4 y el 10 de septiembre, las comunidades autónomas de España han realizado 631.238 pruebas de test PCR.

Esto supone un incremento del nueve por ciento en el número de este tipo de pruebas realizadas, hasta alcanzar la tasa de 162,93 pruebas PCR por cada 1.000 habitantes.

Test por comunidades autónomas

Además, las comunidades autónomas también han informado de un total de 2.320.953 test rápidos de anticuerpos, 35.894 de ellos entre el 4 y el 10 de septiembre, lo que supone una tasa de 49,28 por cada 1.000 habitantes.

Por otra parte, se han realizado 761.849 test serológicos de Ac. Así, del 4 al 10 de septiembre, se han realizado 102.377, un incremento del 16%, lo que supone una tasa de 16,18 test por cada 1.000 habitantes.

En total, desde el inicio de la epidemia, se han efectuado 10.756.835 pruebas diagnósticas. De éstas, 769.509 se han realizado en la semana anterior al 10 de septiembre.

Hay grandes diferencias entre comunidades autónomas en el porcentaje de positivos sobre el total de PCR realizadas.

En la Comunidad de Madrid la positividad de la semana del 28 de agosto al 3 de septiembre fue del 15,5%, la más alta de toda España. Le siguen Castilla-La Mancha (12,4%) y Aragón (11,2%).

Asturias, Galicia y Extremadura

Por encima del umbral del 5% recomendado por la OMS como límite están todas las comunidades autónomas excepto Asturias (1,8%).

Tan solo Asturias, por tanto, está haciendo un número de pruebas suficientes para tener la epidemia bajo control. Galicia y Extremadura están cerca del objetivo.

En la Comunidad de Madrid, por el contrario, tendrían que estar haciéndose el triple (360.000 en lugar de las 115.000 de esa semana). En Aragón y Castilla-La Mancha habrían hecho falta más del doble.

En el resto, sin llegar a necesitar el doble de PCR, quedan todavía lejos de alcanzar el porcentaje de positivos necesario para considerar que tienen la pandemia bajo control.

Excusa habitual de las autoridades sanitarias

Una excusa habitual de las autoridades sanitarias en España para explicar el crecimiento en el número de contagios de coronavirus es que se están realizando más test y, por tanto, se detectan más casos.

En España se están haciendo más test PCR desde la pandemia, cierto, pero el número de casos aumenta mucho más rápido que el número de pruebas practicadas.

En España se hacen ahora casi 90.000 PCR diarias. Cada semana se hacen más pruebas que la anterior. Ahora son el triple que a finales de junio, cuando comenzó la «nueva normalidad».

Tras el final de estado de alarma, tan solo el 1,1% de esos test daban resultado positivo. Se detectaron casi 2.000 casos en la semana del 19 al 25 de junio. Ahora, con el triple de test practicados a la semana no se han detectado el triple de casos, sino que los positivos en coronavirus se han multiplicado por 30, casi 60.000 contagios en la semana del 28 de agosto al 3 de septiembre.

Un porcentaje bajo en este indicador significa que se están realizando un amplio número de test, anticipándose a la transmisión del virus para cortar su progresión.

Un porcentaje alto indica que la detección va por detrás del virus, puesto que se realizan test principalmente a personas con síntomas. España cruzó esa línea roja a finales de julio y, desde entonces, ha ido empeorando su situación.