clases escolares afectadas por un caso de Covid en Almería

Unas 80 familias con hijos escolarizados en el CEIP ‘Arco Iris’ de Roquetas de Mar (Almería) no han acudido al colegio este martes 15 de septiembre. El fin ha sido protestar por la «inacción» de la Junta de Andalucía ante los requerimientos de la comunidad educativa, para «poder volver a las aulas con un grado de seguridad razonable».

Los padres del colegio iniciaron las protestas al inicio del curso escolar, la semana pasada. De esta forma, ya rechazaron llevar a las aulas a sus hijos. Pudieron comprobar, en una reunión previa, «que no había separación entre mesas, apenas once centímetros, o que las ventanas no se pueden abrir para ventilar».

80 familias a favor de la inciativa ‘aulas vacías’

Una de las portavoces, Cristina Esquinas, ha indicado que este martes son unas 80 las familias de los ciclos de Infantil y de Primaria que se han sumado a la iniciativa ‘aulas vacías’.

«Aquellos que no han podido hacerlo por problemas de conciliación, han decidido que sus hijos lleven camisetas blancas en solidaridad».

Según indican los padres de dicho colegio, sus «inquietudes y temores» pasan, por un lado, por el hecho de la aplicación de medidas «que creemos contradictorias; como que los niños desayunen dentro del aula».

Sugenerencias al aire libre

Añaden que, a su juicio, ya que los espacios de recreo «están parcelados y las distintas clases no se mezclan, se podría aprovechar el momento del recreo para el cambio de mascarilla.

El motivo es que su uso recomendado «no debe exceder las cuatro horas». Asimismo, podrían «permitir que los niños desayunen al aire libre».

Los padres sugieren que se usen otros espacios, incluso al aire libre, para «descongestionar las aulas».

De esta forma, apuntan que, «desde el centro, se debería presionar más a la administración. Se está poniendo en riesgo la salud de toda la comunidad educativa».

En un comunicado, precisan que, dadas las características del colegio, «no se pueden cumplir medidas como mantener una distancia mínima de seguridad en las aulas. No si no se provee de más espacios a los centros o si no se contratan más docentes».

«Uno o dos refuerzos covid no permiten hacer prácticamente desdobles, por no hablar de Infantil, donde el refuerzo es cero», reprochan.

De la misma forma, advierten de que, «si no se provee de recursos materiales a los centros, no hay colegio seguro».

Los padres concluyen que, desde el equipo directivo «nos aseguran que, reiteradamente, han solicitado a la Delegación de Educación el cambio de mobiliario para las aulas con mesas corridas».

Asimismo, recuerdan que, en la actualidad, «es imposible cualquier maniobra para ganar unos centímetros de separación. Por ello, los niños están sentados a once centímetros unos de otros».