Pillado con un cultivo de marihuana en una vivienda almeriense

Además, se acusa al detenido de defraudación al fluido eléctrico e hídrico

La Guardia Civil de Almería ha intervenido un cultivo indoor de marihuana en una vivienda del municipio almeriense de Roquetas de Mar y ha detenido a su responsable como presunto autor de un delito contra la salud pública y de defraudación al fluido eléctrico e hídrico.

El mismo ha sido puesto a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de la localidad, informa en un comunicado.

Esta actuación es el resultado de las actividades preventivas que la Guardia Civil desarrolla en materia de seguridad ciudadana, en la lucha contra la delincuencia y contra el trafico y el cultivo de sustancias estupefacientes en la comarca del poniente almeriense.

En su labor preventiva, los agentes «concienciados por la adversidad e impacto que ocasiona la existencia de un cultivo indoor en la zona urbana de Roquetas» inician labores de investigación en las que obtienen «indagaciones e indicios racionales» que determinan y motivan la existencia de que algunas de las viviendas de la zona, estén siendo utilizada como lugar de cultivo de estupefacientes.

De forma paralela, durante el proceso y en base a la línea de investigación coexistente con un procedimiento instado por la Comitiva Judicial de recuperación y posesión la vivienda, «se comprueba que la misma ha sido desprecintada y que se encuentra habitada en esos momentos».

Los agentes procedieron a la inspección y comprobaron la existencia de una plantación indoor de marihuana, «además de todo el material utilizado para aumentar y maximizar su rendimiento».

Durante el transcurso de la inspección, la Guardia Civil intervino de 94 plantas de marihuana, 25 balastros, 25 lámparas, 25 bombillas, tres filtros de carbono, cinco equipos de aire acondicionado, tres extractores de aire, tres ventiladores y dos cuadros eléctricos con temporizador.