La ‘nueva normalidad’ de la noche jerezana

Las discotecas, pubs y locales de ocio nocturno se adaptan a las medidas de protección ante el Covid-19

Desde el pasado lunes Jerez, al igual que el resto de Andalucía, se encuentra en la fase 3. Una de las medidas más esperadas en este proceso de desescalada era la apertura de las discotecas, pubs y establecimientos de ocio nocturno. En un primer momento no iba a ser hasta la ‘nueva normalidad’, pero finalmente el Gobierno cambio de decisión y se aprobó que pudieran abrir en la fase 3.

En este sentido, la Junta de Andalucía ha incluido más limites que el propio Gobierno, pero ha hecho una excepción con las terrazas de verano, que tienen licencia de discoteca pero están al aire libre, permitiendo su apertura. Cuando Jerez pase de fase, las medidas de desconfinamiento se irán suavizando, llegando a eso que se va a conocer como la ‘nueva realidad’.

Tres meses después, muchos de estos locales volvieron a abrir sus puertas. Eso sí, de una manera muy diferente a como lo recordábamos, con cambios y medidas de protección adaptándose a esta ‘nueva normalidad’ marcada por el Covid-19, sin aglomeraciones ni pista de baile.

Estas terrazas están apostando por la reserva de mesas, aunque si hay disponibilidad se atiende también sin petición previa, y la atención en la propia mesa, para así tener al cliente sentado y que no haya movimiento de personas en el local.

Uno de los establecimientos que volvió a abrir el pasado jueves fue Bereber. “El primer fin de semana hemos tenido mucha aceptación. La gente tenía ganas y hay mucha predisposición a reservar mesas”, afirma Danny JCelis, gerente de Bereber.

Advertisement

“El comportamiento de la gente ha sido ejemplar. En este sentido se les ve muy concienciada y cumplieron las normas en todo momento”, nos resalta Danny.

Una semana de ventaja lleva con respecto al resto de establecimientos lleva Paddock, que realizó su reapertura el pasado viernes 5 de junio. “La acogida ha sido muy buena, se nota que la gente tenía ganas de bares y copas”, nos afirma Alberto Cecilia, encargado de Paddock.

“En el comportamiento hay de todo.  Hay gente que incluso para ir al baño se pone la mascarilla, después hay otros que ven a un amigo y se levantan y se abrazan. Hay gente que lo entiende perfectamente y gente que no”, finaliza Alberto Cecilia.

Otro de los locales que también volvió a abrir desde el pasado jueves fue Tribbeca, situado en la Avenida Álvaro Domecq. Esta ha sido la única sala situada en dicha zona que ha reabierto, mientras que Iroko o Kapote han decidido no abrir, al menos de momento.