Bajada de impuestos beneficiosa para quien piense comprar un inmueble

¿De qué manera beneficia esta bajada de impuestos a los andaluces que queramos comprar una vivienda?

Alberto Garzón lo llamó «El Gobierno de la Hidra de tres cabezas». Dolores Delgado, Ministra de Justicia, lo definió como «Derecha Trifálica». Otros, de una manera aún mas inflexible y, a la postre, absurda, podrían compararlo con aquellas tres brujas siniestras que de manera tan extraordinaria perfiló Shakespeare con sus palabras en 1606 y, posteriormente, en 1948, nos mostró Orson Welles en unas perturbadoras e impresionantes imágenes, en Macbeth.

Ignacio Almeda, Gerente de Finansol

Nos estamos refiriendo, por supuesto, al gobierno que, desde las elecciones del pasado Diciembre de 2018,  dirige nuestra querida Andalucía.

Pero, para ser justos, no me imagino a las tres brujas de Macbeth, ni tampoco a la Hidra, regalándonos una «Bajada Masiva de Impuestos» como esta con la que, en este mes de abril, nos han sorprendido a todos los andaluces.

En estos últimos días hemos recibido una mareante danza de datos, cifras y siglas con las que el gobierno andaluz nos ha bombardeado, afirmando que supone unos extraordinarios beneficios y mejoras para todos los Andaluces. Es francamente sencillo perderse entre estas cifras y terminar por no aclararnos ni comprender en que nos beneficia esa bajada de impuestos con exactitud.

Para tratar de aportar un poco de claridad en todo esto, hemos contactado con Ignacio Almeda, Gerente de FINANSOL, uno de los mayores expertos y conocedores del mundo inmobiliario que tenemos en la provincia de Cádiz, para que nos aclare de qué manera beneficia esta bajada de impuestos a los andaluces que queramos comprar una vivienda.

Almeda indica que «lo que afirma el Gobierno andaluz es cierto. Efectivamente se ha producido esa importante bajada de impuestos que nos indican y es importante que comprendamos cómo puede afectar a nuestros bolsillos y, en lo que atañe al sector inmobiliario, que comprendamos como, gracias a estos impuestos, podemos ahorrar una buena cantidad de dinero al comprar una vivienda en este momento que vivimos».

En primer lugar, aclara que «se elimina en la práctica el impuesto de sucesiones y donaciones en caso de cónyuges y familiares directos ( Bonificándose al 99% la cuota del impuesto para los grupos de parentesco I y II) ¿Qué significa para nosotros esta bonificación? Lo explicaré con un ejemplo, así lo veremos mas claro. Imaginemos que entre un padre y un hijo se produce una donación de 60,000 €. Con esta bajada, el hijo pagaría 62,58 € de impuestos, en lugar de los 6,258 € que pagaríamos antes de la entrada en vigor de esta modificación».

En segundo lugar, manifiesta que «se ha producido una bajada en el IRPF, una bajada más que significativa que, por cierto, convierte el IRPF a pagar en Andalucía en uno de los mas bajos de España (sólo por detrás de Madrid y Castilla y León, en algunos tramos de renta). En los próximos cuatro años, el tipo máximo bajará del actual 25.5 % al 22.5%».

Teniendo en cuenta que «el IRPF es un impuesto personal, que se cobra a las personas y a las familias y entidades en función de la riqueza obtenida cada año, de forma que, a mayores ingresos, se pagará un mayor impuesto, no hace falta ser un experto en economía para hacerse una  idea del beneficio que supone esta bajada para nuestros bolsillos».

«Finalmente, se establece un tipo reducido para el ITP por la compra de vivienda usada para familias numerosas del 3,5 % desde el 8%. Dicho así, se que suena a uno de esos opacos e incongruentes monólogos que nos soltaba el inigualable Cantinflas en sus películas».

«Trataré de aclararlo. Es necesario que lo comprendamos correctamente, por que, para todas las personas que estén pensando en comprar un inmueble, esta bajada es extraordinariamente beneficiosa».

Ignacio Almeda, añade que «es mucho más sencillo de lo que parece. Verás: Para las familias numerosas, es decir, aquellas que tienen tres hijos o más, siempre que estos estén en situación de dependencia respecto de los padres o progenitores, cuando vaya a comprar un inmueble que haya de convertirse en erá su vivienda habitual, se  establece un tipo reducido para los impuestos de TPO (Es decir: Transmisiones Patrimoniales Onerosas) y AJD (Actos Jurídicos Documentados) siempre que, dicha vivienda, no supere los 180.000 Euros».

«El tipo aplicable en las TPO pasa a ser el 3.5% (Hasta ahora, se aplicaba el 8%, por lo que el beneficio es más que considerable). Por su parte, el aplicable a las AJD, que estaba actualmente en el 1.5 €, pasa a ser del 0.1%».

«Llegados a este punto, creo conveniente hacer una matización de gran importancia: Estos impuestos, el TPO y el AJD son incompatibles. Si la vivienda es de segunda mano se paga TPO. Por el contrario, si es una vivienda nueva, debemos pagar AJD y el IVA correspondiente».

«Como estos datos pueden resultar un poco liosos, veamos un ejemplo: Para una vivienda valorada en 180.000 €, con esta reducción de impuestos podríamos ahorrarnos unos 8.000 € de TPO o unos 2.500 en el AJD (A riesgo de parecer reiterativo o pesado, vuelvo a insistir en que son incompatibles)».

EL gerente de Finansol asegura que «de todo esto sacamos una idea muy clara y evidente. Desde ahora, comprar un inmueble nos sale desde ahora bastante más económico que hace una semana.  Si alguien está pensando en adquirir una vivienda, este es el momento perfecto para hacerlo. Si pasan por FINANSOL, yo mismo, o uno de nuestros asesores le explicará más detenidamente como les benefician estos impuestos y como pueden adquirir ahora un piso o un unifamiliar en unas condiciones inmejorables. Nosotros, nos encargamos de conseguirles las mejores condiciones».

Una vez hemos oído las explicaciones del señor Almeida, esta afirmación suya es algo en lo que no tenemos la menor duda. Y estoy seguro de que las tras brujas de Macbeth tampoco la tendrían.