Bodas, bautizos y comuniones ‘a tutiplén’

Aunque en las últimas décadas desciende el número de eventos, las celebraciones siguen adelante

Cada año en España se celebran unas 70.000 bodas, 250.000 comuniones y  200.000 bautizos, según han podido recabar desde el Instituto Nacional de Estadística (INE) y  el secretariado de Catequesis de la Conferencia Episcopal Española.

Estos acontecimientos, con el paso del tiempo se han modernizado, y mucho ha cambiado con respecto a lo que se celebraba varias décadas atrás. Por ejemplo, antes, la mayoría de bodas se celebraban en la iglesia, mientras que ahora irrumpe, cada vez con más fuerza, celebrar el matrimonio de manera civil.

Se trata de un día que quedará marcado para el resto de la vida de los protagonistas y en el que siempre quieren y buscan que todo salga perfecto. Y es que el enlace es una de las fiestas más grandes que podemos vivir, puesto que es la máxima expresión de amor, al unir la vida de dos personas en una sola compartiendo el mismo camino, metas y objetivos. Además todo esto sucede delante de las personas más importantes para ellos, como son la familia y los amigos.

En este apartado, al tradicional regalo de un puro para los hombres y el detalle para las mujeres, como puede ser un abanico, se le están sumando objetos originales para que los asistentes recuerden este evento tan relevante, buscando la originalidad y la calidad.

Por otra parte, tampoco nadie olvida el día de su primera comunión, donde todos los amigos de tu hijo estarán presentes, además de familiares. Es un día que el pequeño o pequeña recordará y en el que es el protagonista de su primer gran evento. Pero las comuniones, que han descendido en número de celebraciones desde los años 80, han sufrido un ligero cambio. Aunque se mantienen aún en boga los tradicionales vestidos de marinero, y el uso de la espada a la hora de cortar la tarta, ha variado el modo de celebración, con grandes convites, y la entrega de gran cantidad de regalos.

Por toda esta importancia que toma esta celebración, los organizadores, en este caso los padres o familiares, desean que todo el mundo se acuerde de la comunión de sus hijos, introduciendo regalos, o incluso se introducen en el convite detalles personalizados como los de esta web para que los asistentes se lleven un buen recuerdo de la ocasión.

Asimismo, el bautizo es el evento que más se ha visto afectado en los últimos años. Algunos profesionales de la materia dicen que debido a la crisis, otros por la pérdida de fe. La realidad es que el número de bautizos roza en estos momentos el 50% del número de nacimientos en nuestro país.

Y aunque haya descendido en número, para los padres, el bautizo sigue siendo un momento importante dentro de la vida del bebé, ya que es cuando el recién nacido es presentado en sociedad, y todo debe estar perfecto. A la celebración acudirán familiares y amigos, por lo que hay que organizarlo con mimo y detalle.

Al igual que en las bodas, que ya cuentan con numerosas empresas de este ámbito en el mundo virtual, los bautizos se van modernizando y para que todo el mundo se acuerde de la celebración, los organizadores incluyen recuerdos personalizados para los invitados, que van desde fotografías o postales a pequeñas figuras decorativas.