Piden al Gobierno que impulse un Pacto por el Ferrocarril en Andalucía

Resulta prioritario solicitar al nuevo Gobierno de España el mantenimiento de los trenes que ya dan servicio en Andalucía, fundamental para el desarrollo económico y social de la Comunidad

El Consejo de Gobierno ha aprobado una declaración institucional en defensa de la mejora de la red ferroviaria de Andalucía, después de que las últimas decisiones del Gobierno central en esta materia hayan perjudicado las conexiones por tren entre muchos municipios y por tanto la vertebración del territorio andaluz.

El Gobierno andaluz considera necesario abrir un debate sereno y serio sobre el mapa ferroviario para paliar sus deficiencias y que las decisiones se tomen de manera coordinada entre las administraciones.

La Junta plantea a la Administración Central el impulso de un Pacto por el Ferrocarril que atienda las demandas de la comunidad.

El mantenimiento de los trenes que ya dan servicio en Andalucía pese a la puesta en funcionamiento de los Avant, una mayor celeridad para el restablecimiento del servicio de media distancia entre Osuna-Pedrera, el desarrollo del Corredor Mediterráneo entre Almería y Granada y entre Bobadilla y Algeciras o la continuidad de la venta de billetes en las estaciones, son algunas de las demandas que solicita no sólo el Gobierno andaluz, sino entidades ciudadanas como la Plataforma en Defensa del Tren Rural Andaluz.

DECLARACIÓN INSTITUCIONAL POR LA MEJORA DE LA RED FERROVIARIA DE ANDALUCÍA

La Constitución Española, en su artículo 149.1.21.ª, atribuye al Estado la competencia exclusiva en materia de ferrocarriles y transportes terrestres que transcurran por el territorio de más de una comunidad autónoma.

En concordancia con tal precepto, el artículo 64 de la Ley Orgánica 2/2007, de 19 de marzo, de reforma del Estatuto de Autonomía para Andalucía, establece que corresponde a la Comunidad Autónoma de Andalucía la competencia exclusiva, sobre la red ferroviaria de Andalucía y sobre el transporte terrestre de personas y mercancías por ferrocarril cuyo itinerario se desarrolle íntegramente en territorio andaluz.

Así pues, tal y como se desprende de los precitados preceptos, nuestra comunidad autónoma no tiene competencias ni sobre el transporte por ferrocarril de larga y media distancia ni sobre el de cercanías, pese a lo cual resulta obvia la necesidad de prestar lealtad y colaboración institucional sobre una materia de vital importancia como las comunicaciones y la vertebración ferroviaria de Andalucía.

Sin embargo, las últimas decisiones del Gobierno central han perjudicado seriamente a las conexiones ferroviarias entre muchos municipios andaluces, a la calidad de vida de sus ciudadanos y a la vertebración de la comunidad.

Sirva como ejemplo el hecho de que en los últimos meses el Gobierno de la Nación haya reducido servicios del cercanías en nuestra comunidad autónoma, sin informar ni consensuarlo con la Junta de Andalucía y que pretenda cerrar estaciones o eliminar servicios al usuario (como la venta de billetes en taquilla) en los municipios más pequeños, lo que juega en contra de la lucha contra la despoblación que ha puesto en marcha el nuevo Gobierno andaluz.

En cuanto al restablecimiento del servicio de media distancia en la variante Osuna-Pedrera, afectado desde hace un año por el temporal, ha de apuntarse que siguen las negociaciones a nivel técnico y jurídico con el Gobierno de España para que el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) se haga con la titularidad de un tramo del Eje Ferroviario Transversal para dicha variante Osuna-Pedrera.

Es prioritario que los trenes circulen ya por este tramo porque no es admisible que se siga perjudicando a la Sierra Sur de Sevilla y a la conexión de la provincia de Sevilla con Málaga y Granada. En este contexto, lamentamos la lentitud y desidia del Gobierno de España sobre este asunto, así como el cambio de criterio jurídico de Adif. Se trata de un problema jurídico, no político, y empezamos el año reivindicando que se arregle inmediatamente esta situación.

Se hace necesario así abrir un debate sereno y serio sobre el mapa ferroviario en el conjunto de Andalucía para paliar sus muchas deficiencias existentes y para tomar decisiones de forma coordinada y planificada entre las administraciones.

Así pues, resulta prioritario solicitar al nuevo Gobierno de España el mantenimiento de los trenes que ya dan servicio en Andalucía, a pesar de que entren en funcionamiento los trenes Avant, así como que se avance en el desarrollo del Corredor Mediterráneo entre Almería y Granada y entre Bobadilla y Algeciras, fundamental para el desarrollo económico y social de Andalucía. Igualmente, solicitamos que se sigan vendiendo los billetes en las estaciones de los pueblos andaluces o que cese la prestación del servicio con autobús cuando no haya motivo de urgencia, como en el caso de Málaga a Ronda.

En definitiva, hay que hacer un debate serio y sereno sobre el mapa ferroviario para mejorarlo y contribuir a la vertebración de todo el territorio andaluz que permita que el modelo ferroviario andaluz se pacte entre todos, impulsando un Pacto Andaluz por el Ferrocarril que dé respuesta a las necesidades que nuestra tierra tiene en materia ferroviaria y que está siendo reivindicada por las distintas plataformas ciudadanas creadas para tal fin.