Muchas bajas para reencontrarse con la victoria en Carranza

Cervera tira de Pombo para este primer partido del año en el feudo amarillo

Ya se conoce la convocatoria para el encuentro de la jornada 23 que enfrentará al Cádiz Club de Fútbol con el Club Deportivo Mirandés este miércoles a las 21:00 horas en el estadio Ramón de Carranza. El entrenador Álvaro Cervera daba a conocer la siguiente lista de 19 futbolistas convocados.

Cifuentes, David Gil, Akapo, Iza, Juan Cala, Sergio González, Rhyner, Espino, José Mari, Edu Ramos, Bodiger, Salvi Sánchez, Alejo, Álex, Perea, Pombo, Javi Navarro, Choco Lozano y Nano Mesa.

La convocatoria está plagada de bajas ya que faltan por diversos motivos Fali, Marcos Mauro o Garrido, tres puntales fundamentales en el esquema del técnico amarillo. El preparador cadista ha tirado de Pombo, recién fichado, para este primer partido del año en feudo amarillo. Vuelve José Mari, aunque habrá que comprobar si realmente está para jugar de inicio.

Álvaro Cervera deja atrás la Copa del Rey pero quiere que se aprenda de lo sucedido: «Me hubiese gustado ir a Logroño y hacer un partido completo, pero nos volvió a pasar que el partido se complicó con una única acción del rival». Por eso cara a la competición liguera pide que se convierta en una enseñanza: «Nos pasa más de una vez, tenemos la secuela de Fali, y ahora debemos centrarnos en la liga».

El técnico cree que en el inicio de año «estamos un poco atascados y necesitamos un poco más». A eso se une las bajas que habrá para recibir al Mirandés, seguras las de Fali, Sergio Sánchez, Jurado, Salvi, Marcos Mauro, Garrido y Quezada; estos dos últimos por sanción.

A la espera de saber el alcance de la lesión de Fali, el entrenador busca opciones: «Tenemos a Cala, Rhyner, Marcos Mauro, Sergio Sánchez y Sergio González. Hasta que no sepamos el diagnóstico, no sabemos qué haremos».

Si algo tiene claro pare recibir al Mirandés es que «no es un equipo para jugarles alegremente». Hacía un análisis de su evolución: «Empezó en la categoría un poco despistado, pero en cuanto han cogido un once y una forma de juego, son muy peligrosos. Quizás fuera de casa más que en casa. Saben a lo que juegan a base de control y pase. Si los tratamos de tú a tú podemos conseguir un partido igualado con opciones de ganar».

El entrenador espera poner fin a la racha como local: «Cualquier objetivo se consigue en casa, ya sea por arriba o por abajo. Hay que ser fuertes en Carranza para llegar todo lo arriba que podamos».