En los próximos meses Málaga contará con el primer autobús urbano sin conductor

El vehículo, que será además eléctrico, dará servicio durante un periodo de entre tres y seis meses como prueba piloto de un proyecto de innovación

Avanza pondrá en circulación «en los próximos meses» en Málaga el primer autobús de transporte urbano de pasajeros autónomo, esto es, que circulará sin conductor.

El vehículo, que será además eléctrico, dará servicio durante un periodo de entre tres y seis meses como prueba piloto de un proyecto de innovación que cuenta con financiación pública a través del CCTi.

El autobús circulará entre el puerto de Málaga y el centro de la ciudad con el fin de transportar a viajeros procedentes de cruceros.

La iniciativa cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Málaga y se realizará con un autobús fabricado por Irizar que circulará por las vías habituales, esto no, no por un carril específico.

La puesta en circulación de este primer autobús de transporte urbano sin conductor se enmarca en la estrategia de Avanza de apostar por la innovación, la digitalización y las nuevas tecnologías para «responder a los retos que todo tipo de transporte plantea en la actualidad».

Así lo ha destacado en rueda de prensa el director general de Avanza, Valentín Alonso, quien además ha subrayado la apuesta de la compañía por «electrificar» su flota de autobuses de forma «racional».

Según ha detallado, el grupo, que factura unos 500 millones de euros, destina una inversión de entre unos 30 y 40 millones de euros al año en renovación de su parque.

«El ave no es nuestro enemigo»

El director Avanza ha reconocido el impacto que las líneas de Alta Velocidad tienen en las rutas de transporte en autobús que realizan un recorrido similar. En el caso del trazado entre Madrid y Valencia, detalló que el autobús ha perdido hasta el 60% de los viajeros.

No obstante, Alonso asegura que el «AVE no es el enemigo del autobús», sino «la falta de planificación», toda vez que las rutas de autobús que se ven impactadas por la Alta Velocidad realizan recorridos más amplios y llegan a poblaciones que el tren no alcanza y, por lo tanto, pueden quedar desconectadas.

Por ello, ha abogado por reforzar la planificación de todos los sistemas de transporte y por la intermodalidad, en ambos casos empleando las actuales nuevas tecnologías para afrontar los actuales retos de la movilidad.