El Málaga CF recupera la sonrisa por la vía rápida

Un gol tempranero del canterano Antoñín da la victoria a los malaguistas frente a la SD Ponferradina

Noche fría en La Rosaleda para el debut de Sergio Pellicer al frente del banquillo malaguista. Emotiva en la previa, al guardarse un minuto de silencio en memoria del recientemente fallecido Pepe González Torres, mítico exdelegado del Club.

Y, en el césped, propuesta ofensiva con un sistema de 1-4-3-3 resaltando el estreno oficial con el primer equipo del central del filial Juande, jugador número 360 en lucir la elástica blanquiazul en la era Málaga CF.

El primer encuentro de 2020 en casa no pudo empezar mejor. Jugada de Juanpi que dispara y, tras rechazar en un adversario, aparece Antoñín para cazar la pelota y meterla en las mallas (1-0, 2’). Cuarto gol liguero del punta canterano, los cuatro en La Rosaleda, en el tanto más rápido del Málaga este curso.

La Ponferradina, mientras, tocaba bien el balón pero no inquietaba el área de Munir. Pacheco, de falta directa en el 19’, la mandó al lateral de la red del portal de Gazzaniga. El primer tiempo avanzaba y los de Pellicer controlaban el ritmo del juego, intensos en la presión sin la bola y buscando transiciones rápidas cuando era posible.

Y con peligro en la estrategia. En el 37’, la mejor ocasión antes del descanso con un zapatazo de Juankar al larguero tras un servicio de córner de Pacheco.

Con ventaja parcial malaguista arrancó el segundo período. El cuadro berciano intentaba estirar líneas, con Bolo introduciendo a Isi (46’) en el enganche para dar más dinamismo al ataque. El Málaga, por su parte, se mostraba compacto en defensa y activo en los extremos con Renato y Antoñín picantes por banda. Precisamente el luso, en el 66’, probó fortuna desde lejos tras un rápido contragolpe que él mismo inició y culminó en solitario.

Benkhemassa, por Juanpi, fue el primer cambio de Pellicer en el 67’. La ‘Ponfe’ quería pero no podía, y el conjunto malagueño esperaba su oportunidad para sentenciar. Keko, en lugar de Renato, refrescó el perfil derecho en el 77’.

Sadiku, con un chut potente pero desviado, lo buscó en el 80’. Justo antes del 90’, el pichichi blanquiazul fue sustituido por Sergio Buenacasa, que debutaba con el MCF precisamente ante su exequipo.

Asier Benito, en el descuento, obligó a Munir a intervenir con seguridad en la última intentona visitante. Con el pitido final, tres puntos importantes para comenzar con victoria en La Rosaleda el nuevo año.

Estreno inmejorable de Pellicer en el banquillo de un Málaga CF que se coloca con 26 puntos en 23 fechas disputadas en LaLiga SmartBank.