Pablo Iglesias es el gran señalado del pacto del Gobierno con Bildu. El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha lamentado este viernes el «tacticismo» que se está llevando a cabo para sacar los Presupuestos Generales de 2021 «de la manera que sea», lo que está provocando que se comulgue «con ruedas de molino a las que nos obliga Pablo Iglesias», el vicepresidente del Gobierno.

Page considera en una entrevista en la Cadena Ser que «lo de EH Bildu no tiene un pase» y se ha mostrado preocupado por el hecho de que «Podemos nos marca la agenda». «El peaje que hay que sacar para poder sacarlo adelante es doloroso», considera García-Page.

«En la actualidad se está padeciendo de un tactismo que es sacar adelante los presupuestos de la manera que sea y eso lleva a que Pablo Iglesias se pueda dar el lujo de vetar a Ciudadanos», ha criticado el presidente de Castilla-La Mancha. Recuerda además que «todo el mundo sabe que los Presupuestos que están en tramitación son la clave de bóveda para aguantar toda la legislatura».

García-Page también se ha referido además a las palabras de su «amigo» Guillermo Fernández Vara el presidente de la Junta de Extremadura, recordando que «a lo mejor» alguien le ha visto en la farmacia, después de que mencionase que tras el acuerdo con Bildu iría «a la farmacia a buscar un antiemético».

En una línea similar se ha expresado Emiliano García-Page: «Ver a (Arnaldo) Otegi siendo clave para decidir los PGE, del Estado que combatió desde un grupo terrorista, me produce una sensación muy dolorosa», admitió en un mensaje por Twitter después de que el líder de EH Bildu ensalzara la sintonía con el Ejecutivo que preside el socialista Pedro Sánchez.

Las palabras de Fernández Vara

El Gobierno ha negociado los apoyos para lograr sacar adelante los nuevos Presupuestos Generales del Estado de 2021. Y los votos de EH Bildu han sido clave para lograr la aprobación. Un hecho que al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, le provoca «una sensación muy dolorosa».

«Ver a Otegui siendo clave para decidir los PGE del Estado, que combatió desde un grupo terrorista, me produce una sensación muy dolorosa. Por un lado de fracaso como país por no ser capaces de que sean irrelevantes. En lo personal iré a la farmacia a buscar un antiemético«, escribió Vara en su cuenta de Twitter.

El líder extremeño también explicó que prefiere que los dirigentes de Bildu estén en las instituciones «antes que matando», pero añade que «la memoria de las víctimas de ETA no se merece que sean relevantes en nuestras vidas». «Es un fracaso colectivo», sentencia Vara.

«Les pedimos que participaran de la democracia como único camino y lo acabaron haciendo. Lo que nunca imaginé es que la política española por la negativa a llegar a acuerdos los hiciera importantes«, concluye el presidente de Extremadura.

Los presidentes de Castilla La Mancha y Aragón, ambos socialistas, ya se pronunciaron a favor de que el PSOE de Pedro Sánchez pactara con Ciudadanos los PGE antes de hacerlo con EH Bildu.