Un acto de resistencia cinematográfica en las salas es lo que puede considerarse que ha sido el 17 Festival de Sevilla, que a falta del cierre hoy sábado 14 de noviembre, ya arroja algunos datos de actividad que así lo demuestran. Durante estos nueve días, se habrán proyectado 147 películas en cines, con un total de 291 pases programados, varios de los cuales han tenido lugar en Madrid (gracias al apoyo de la Academia de Cine y los cines Golem y Embajadores). Esta apuesta por mantener la proyección de los títulos en salas convierte este evento en uno de los últimos grandes certámenes cinematográficos presenciales del año 2020 en Europa.

En paralelo y tras su paso por las salas, 47 títulos habrán estado disponibles para su visionado en la plataforma Filmin, lo que eleva el número de películas programadas a un total de 176. Novedad que refuerza una edición cuya mayor satisfacción ha sido el propio hecho de haber sido celebrada, cumpliendo para ello con todas las garantías necesarias de prevención sanitaria en el contexto de la pandemia. En este sentido, cabe destacar que un centenar de profesionales han hecho posible que pudiera desarrollarse este certamen.

El Canal SEFF, una ventana virtual a la actualidad del festival

El 17 Festival de Sevilla ha hecho de la necesidad virtud y ha inaugurado el Canal SEFF, que ha difundido 31 de sus convocatorias en streaming y en abierto. De esta manera, más de 1.200 profesionales han seguido las citas virtuales de Industria, protagonizadas por 160 participantes, con conexiones desde Portugal, Francia, Alemania, Bélgica e Italia. Asimismo, el festival ha implicado en 23 convocatorias de prensa a cineastas europeos de la talla de Gianfranco Rosi, Christian Petzold e Ilya Khrzhanovskiy, y a directores españoles como Luis López Carrasco, Margarita Ledo, Gonzalo García Pelayo o María Pérez. La comunicación a medios se ha completado con 25 convocatorias gráficas en las que se han respetado todos los protocolos de seguridad.

Industria: un mercado en movimiento

En la 17ª edición del certamen, las actividades de Industria se han revelado como un verdadero mercado en movimiento en un momento especialmente delicado para el sector europeo gracias a un programa de encuentros virtuales que han permitido continuar desarrollando las actividades previstas.

En concreto, cabe destacar el Foro de Coproducciones Europeas que ha contado con Portugal como país invitado así como diez proyectos seleccionados de altísimo nivel que dan la temperatura de este mercado. Además, el programa de Industria también ha acogido con gran éxito el encuentro virtual de Europa International, la red europea de agentes de ventas y distribuidores, con 46 miembros de 15 distintos países, cuyo objetivo principal es mejorar e incrementar la distribución y circulación internacional de películas europeas dentro y fuera de Europa.

Apuesta por consolidarse como motor de distribución y exhibición de cine europeo

En esta misma línea, el Festival de Sevilla ha mantenido esta edición su apuesta por consolidarse como motor de distribución y exhibición de largometrajes europeos en nuestro país. Al respecto cabe destacar, la presentación de PROMIO, nueva red de cines independientes que programan mayoritariamente cine español, europeo y de países infrarrepresentados en la cuota de pantalla anual; la del Laboratorio de Innovación y Desarrollo de Audiencias para exhibidores españoles que convoca Europa Cinemas, red de salas especializadas en cine europeo y la presentación de European Film Factory, plataforma de educación en el cine disponible en alemán, inglés, español, francés, griego, italiano, polaco y rumano.

En su objetivo por impulsar el desarrollo de proyectos, el Festival de Sevilla ha acogido por sexta vez el foro Women In Focus, en colaboración con la Asociación Andaluza de Mujeres de los Medios Audiovisuales (AAMMA) además de las actividades desarrolladas en colaboración con la Fundación Audiovisual Pública Andaluza, como el XVIII Encuentro de Animación y Videojuegos en Andalucía: Un antes y un después en la producción de animación y videojuegos.

Actividades presenciales y online con el protagonismo de Cecilia Mangin

La mezcla de formatos ha hecho posible que se desarrollen una veintena de actividades, ocho presenciales y doce online. Un programa completo de contenidos relacionados con el cine y sus vínculos con otras disciplinas creativas, para el que se ha contado con la colaboración de hasta 33 profesionales, 29 entidades y 14 invitados entre directores, guionistas, productores, docentes y técnicos de diversas áreas del audiovisual.

De manera muy especial, cabe destacar la muestra online Cecilia Mangini. 36 disparos la primera exposición en nuestro país de la obra fotográfica de la cineasta y fotógrafa italiana, en activo a sus 93 años. La muestra propone al espectador un repaso a su carrera, testigo de los años centrales del siglo XX en Italia: un país marcado por los estragos del fascismo y de la II Guerra Mundial, y por el boom económico industrial, del que Mangini muestra varias facetas.

Actividades presenciales 

Asimismo, entre las actividades presenciales, que se han desarrollado en el Espacio Santa Clara, cabe destacar propuestas como Herstory, el relato de ellas, protagonizado por Carmen Tamayo, directora de Mujereando. El quejío de una diosa, y Rocío Huertas, de La Alameda 2018; Basado en hechos reales, dos mesas redondas moderadas por las asociaciones TESEA, ésta en formato presencial, y ACCIÓN, a través de streaming, han explorado la realidad del audiovisual. En el apartado de las actividades del Festival de Sevilla, se ha celebrado el Microtaller de guión y escritura creativa, dirigido por Jorge Naranjo; además de la presentación del libro ‘Nuevo cine andaluz’, obra de Manuel Blanco, profesor de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla, un acto que contó con la participación del actor Antonio de la Torre.

También esta 17ª edición ha contado con la colaboración del Instituto Cervantes a través del ciclo online Nuevas Cinefilias, una selección de películas proyectadas en años anteriores en el certamen hispalense que se pudieron ver a través el canal de Vimeo de la institución.

Por último, el Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla (CICUS) ha vuelto un año más a sumarse a las actividades del festival, en esta edición, a través del seminario Una flor azul entre las ruinas: La reescritura de la historia en el cine europeo actual, con la participación de Christian Petzold, Ilze Burkovska-Jacobsen, Margarita Ledo Andión y Luis López Carrasco.

La Ventana Cinéfila que conecta a 280 centros educativos de toda Andalucía

En la vertiente educativa del festival, el ciclo La ventana cinéfila ha puesto once títulos a disposición de la comunidad educativa, así como guías didácticas asociadas a ellos, para cumplir el objetivo de acercar el cine europeo a las aulas. Este programa, que aporta cifras para el optimismo, ha abarcado todo el territorio andaluz, llegando a tener presencia en un total de 280 centros educativos que se inscribieron desde 135 localidades.