El experto en salud pública Rafael Bengoa opina que un confinamiento domiciliario «de forma estricta»; aunque algo más suave que el de marzo y abril pasados, permitiría «impedir 400 muertos al día» por Coronavirus. Y considera preferible esta opción a la de «convivir con el virus».

El codirector del The Institute for Health and Strategy y exasesor de la OMS en temas de salud ha señalado que; además, los países que han seguido esta estrategia de confinamiento domiciliario «están viendo crecer sus economías»; especialmente Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda, que vuelven a la normalidad.

Según Bengoa, que participa este sábado en la décima edición de la Diabetes Experience Day; un encuentro reúne de forma virtual a cerca de 5.000 pacientes con diabetes, la opción de «convivir con el virus», que es la «tendencia política» de Españasupondría seguir durante «otros cinco o seis meses» con las medidas actuales de restricción parcial «y aceptar una mortalidad muy alta».

Preguntado sobre si cree necesario adoptar en España medidas más restrictivas que las actuales, afirma que no se saldrá de dudas hasta dentro de 10 días, cuando se comenta que se evaluará el impacto de las vigentes, si bien alerta de que «la incidencia y demás indicadores de muertos seguirán estando altísimos en todo el país». Por tanto no descarta el confinamiento domiciliario para evitar más muertos.

Respecto a la vacuna contra el Coronavirus, el experto considera una «muy buena noticia» el avance de Pfizer, pero destaca que se estará vacunando durante todo el año 2021 y a lo largo de varios años, ya que «las pandemias no desaparecen como un bombardeo, de golpe», sino que «van cediendo despacio».

Vacuna eficaz pronto

«Hay ya una vacuna eficaz y pronto habrá más. Le han encontrado el talón de Aquiles a este virus: las mismas espinas que son su fuerza. Y que usa para penetrar en nuestras células, son su talón de Aquiles», asegura Bengoa. Explica que las vacunas que usan el mecanismo de ARN mensajero «le engañan de esa forma». A su juicio, en España, gracias a las vacunas y a las medidas de control de salud pública que hay que seguir aplicando unos meses, se logrará controlar esta epidemia. Y reducir su incidencia a unos niveles muy bajos.

Respecto a la gestión de la pandemia que llevan a cabo el Gobierno y las comunidades autónomas, Bengoa plantea que según vaya «cediendo» la segunda oleada, «es importante no volver a caer en la trampa de la complacencia» conforme mejoren los indicadores de muertos. Y no descartar el confinamiento domiciliario y seguir invirtiendo en atención primaria y salud pública local, y en rastreadores.

Para este experto, en España en general se han seguido criterios científicos; pero «hay mucho que mejorar». E invita a «aprender, de cara a la siguiente crisis«, sea un pandemia o sea medioambiental, «a tener una interacción mejor entre la ciencia y la política».

El codirector del The Institute for Health and Strategy opina que la cronicidad ha sido «el elemento de mayor vulnerabilidad» en esta pandemia. Y avisa de que, mientras no se tenga un modelo que ofrezca la continuidad de cuidados a los crónicos, no se les tendrá «en el radar», lo que les hace «aún más vulnerables por el modelo fragmentado» que existe.

Bengoa reivindica que en la gestión de la pandemia de Coronavirus es deseable «un enfoque nacional, una coplanificacion entre niveles de gobierno»; ya que por ejemplo en el caso de la diabetes no añade valor disponer de una estrategia nacional. Y además no «son raras las innovaciones que han surgido en el ámbito nacional de los últimos 20 años» y la innovación «es más local».

Finalmente, considera que en la atención sanitaria deben ofrecerse «modelos híbridos –presenciales y digitales– a la población. Y monitorizar la calidad y satisfacción, así como modular preferencias a los usuarios«.