Suspenden el ensayo de una vacuna contra el Coronavirus por seguridad. La farmacéutica estadounidense Eli Lilly ha anunciado la pausa del ensayo de su tratamiento combinado de anticuerpos monoclonales para tratar la Covid-19 en pacientes hospitalizados aludiendo a razones de «seguridad».

La Junta de Vigilancia de Seguridad de Datos (DSMB, por sus siglas en inglés) del ensayo ha sido la entidad que ha recomendado la pausa en el ensayo. Un ensayo, patrocinado por el Instituto nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos.

«Lilly apoya la decisión independiente de la DSMB de garantizar con cautela la seguridad de los pacientes que participan en este estudio«. Así lo detalla la compañía en un comunicado, recogido por la cadena de televisión CNN.

La decisión de Lilly se conoce un día después de que la farmacéutica Johnson & Johnson haya anunciado la suspensión «temporal» de las pruebas de la fase 3 de su vacuna contra la Covid-19, debido a que uno de los voluntarios presenta «una enfermedad inexplicable».

Vacuna norteamericana

El director ejecutivo de Moderna Inc., Stéphane Bancel, afirmaba recientemente que la vacuna en la que trabajan no estará lista antes de las elecciones de EEUU, previstas para el 3 de noviembre de 2020.

Así lo ha asegurado en una conferencia organizada por el Financial Times. En ella también ha explicado que la farmacéutica no estará lista para solicitar la autorización de emergencia. Todo con el objetivo de distribuir la vacuna a trabajadores sanitarios y personas de riesgo hasta el 25 de noviembre «como muy pronto».

Bancel también ha revelado que Moderna no estará lista para solicitar la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos para el uso de la vacuna en la población general hasta al menos finales de enero de 2021. Además, ha explicado que si se demuestra que la vacuna es segura y eficaz, es poco probable que se apruebe antes de la primavera de 2021.

Este calendario supone un revés para Moderna. La compañía anunció a principios de este mes que podría buscar la autorización de emergencia para la vacuna antes de las elecciones. También contradice las afirmaciones de Donald Trump, que en su debate con Joe. Biden aseguraba que la vacuna estaría lista en cuestión de semanas.

Farmacéutica Moderna

La farmacéutica Moderna aseguró este martes que su vacuna en ciernes para la prevención de la Covid-19 «puede generar anticuerpos en ancianos mayores a niveles comparables con (el que genera en) jóvenes adultos». Así lo sugieren datos provisionales publicados en la revista ‘The New England Journal of Medicine’.

 

«Estos datos provisionales de la Fase 1 sugieren que la mRNA-1273, nuestra candidata a convertirse en vacuna para la prevención de Covid-19, puede generar anticuerpos neutralizantes en adultos mayores y ancianos. Los niveles son comparables a los de los adultos más jóvenes», dijo Tal Zaks, MD, Ph. D., director médico de Moderna.

El pasado julio la farmacéutica estadounidense anunció el comienzo de la fase 3 de los ensayos de su vacuna experimental contra la enfermedad de la Covid-19 para la población general y que incluye la participación de 30.000 voluntarios.

Ensayo clínico

Las personas mayores de 70 años desarrollan tantos anticuerpos células inmunitarias como las personas jóvenes tras recibir la vacuna de Moderna contra la Covid-19; según los resultados de un ensayo clínico realizado por científicos independientes de la compañía.

Los resultados, publicados anoche online en The New England Journal of Medicine , indican por primera vez que la vacuna puede ser eficaz en personas mayores. “Son resultados esperanzadores”, destacó ayer Christian Brander, investigador Icrea especialista en vacunas en el instituto IrsiCaixa en Badalona.

Brander advirtió, sin embargo, que haber observado una respuesta inmunitaria en análisis de laboratorio no garantiza que sea eficaz en la vida real. Esta eficacia solo podrá comprobarse en un ensayo clínico de fase III que está actualmente en curso con 30.000 participantes.