Rosalía Iglesias, mujer del extesorero del PP Luis Bárcenas, y el exalcalde de Pozuelo Jesús Sepúlveda son algunos de los 15 condenados por la primera época de la trama ‘Gürtel‘ (1999-2005) que podrán entrar en prisión una vez que el Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia de la Audiencia Nacional.

El Supremo ha dictado este miércoles su sentencia en la que ha modificado levemente las penas fijadas. Pero ha condenado a más de dos años de prisión –límite que habitualmente se establece para cumplir condena– a 20 de los acusados. Aunque cinco de ellos ya se encuentran en la cárcel, por lo que la Audiencia Nacional no tendrá que convocarles para comunicarle la ejecución de la sentencia, como sí deberá hacer con el resto de condenados.

Una vez llegue la resolución del Supremo a la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, como tribunal sentenciador, deberá afrontar la ejecución de las condenas fijadas. También tendrá que valorar si los condenados que aún están en libertad deben entrar en prisión antes de acudir al Tribunal Constitucional, si así lo consideran oportuno y a quien, además, podrán pedir que se paralice la ejecución de la sentencia mientras resuelven sus recursos.

Rocío Iglesias, condenada a 12 años y 11 meses de prisión; y el exmarido de la que fuera ministra de Sanidad Ana Mato, Jesús Sepúlveda, penado con 14 años y 10 meses, se encuentran en libertad ya que pagaron unas fianzas de 200.000 y 100.000 euros, respectivamente. Esta fianza la acordó la Sección Segunda de la Sala de lo Penal para eludir la prisión tras publicar su sentencia en mayo de 2018.

Algunos condenados ya están en prisión

No corrieron la misma suerte el extesorero del PP (condenado a 29 años y 1 mes de prisión); el exalcalde de Majadahonda Guillermo Ortega (40 años y tres meses); y exviceconsejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid Alberto López Viejo (27 años y 10 meses) para quienes el tribunal de ‘Gürtel‘, sí estimó su entrada inmediata en la cárcel al considerar que existía riesgo de fuga.

En el caso de Correa (condenado a 51 años de cárcel), del que fuera su ‘número dos’, Pablo Crespo (36 años y 8 meses), el tribunal no valoró su situación ya que éstos se encontraban encarcelados desde febrero de 2017, cuando el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) les condenó por las irregularidades en el montaje del ‘stand’ institucional de la Generalitat Valenciana en la Feria Internacional de Turismo en las ediciones de entre 2005 y 2009.

En cuanto al resto de acusados, la Audiencia Nacional decidió que el que fuera contable de la Gürtel, José Luis Izquierdo; los abogados Antonio Villaverde y Luis de Miguel; el exconcejal de Majadahonda Juan José Moreno; el exconcejal de Estepona Ricardo Galeote; y la exmujer del líder de la Gürtel y exjefa de Gabinete de Majadahonda, Carmen Rodríguez Quijano, quedaran en libertad con medidas cautelares; desoyendo así la petición de Anticorrupción que consideraba que al superar los cinco años de condena deberían entrar en prisión.

También impuso libertad con medidas cautelares a parte de acusados con penas menores. Este es el caso del exconsejero de Inmigración de la Comunidad de Madrid Carlos Clemente; el testaferro de Bárcenas, Iván Yáñez; el asesor de López Viejo, Pedro Rodríguez Pendás; y la mujer de López Viejo, Teresa Gabarra. Si bien, algunos de estos acusados sí podrían dejar de estar en libertad ahora que el Supremo ha fijado para ellos penas superiores a dos años de prisión.