Lío a la vista. Pablo Iglesias ha asegurado que las amenazas de muerte denunciadas por el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón provienen de cuentas vinculadas a Vox. 

A su vez, el vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, ha informado que el Ministerio del Interior ya lo está investigando.

Pablo Iglesias ha respondido así en el Pleno a la secretaria general de Vox en el Congreso, Macarena Olona. Ella le acusado de alentar esas amenazas después de que el citado magistrado haya pedido al Tribunal Supremo que le investigue por tres delitos relacionados con la ‘pieza Dina’, en el marco del conocido como ‘caso Villarejo.

«Usted es un auténtico matón político», le ha llegado a decir Olona a Pablo Iglesias. En su turno, el vicepresidente ha defendido que el Gobierno condena «todo tipo de amenazas, vengan de donde vengan y se dirijan a quien se dirijan».

Si bien, Pablo Iglesias, ha recalcado que varios analistas han demostrado ya que las denunciadas por el juez García-Castellón provienen de cuentas vinculadas a la extrema derecha y a Vox. «Y el Ministerio del Interior lo está investigando ya», ha revelado.

Amenazas de muerte para el juez que ha pedido investigar a Pablo Iglesias

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón denunció el pasado jueves 8 de octubre ante la Policía amenazas de muerte. Unas amenazas recibidas en redes sociales tras pedir al Tribunal Supremo investigar al vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias.

García-Castellón pide investigar a Iglesias por tres delitos relacionados con la pieza Dina, en el marco del conocido como ‘caso Villarejo’.

La Sala de Admisiones de lo Penal del Supremo ha solicitado a la Fiscalía de este órgano sobre la petición. Así, ha pedido que informe si procede abrir causa al vicepresidente segundo y al resto de investigados; de acuerdo a la exposición razonada de García-Castellón contra los aforados.

El titular del Juzgado Central número 6 de la Audiencia Nacional ha trasladado a la Policía que ha recibido amenazas de muerte en la red social Twitter. Todo a raíz de la exposición razonada remitida al Supremo.

En marzo de 2019, el Ministerio del Interior puso escolta a García-Castellón tras denunciar un allanamiento en su domicilio. El juez llamó a la Policía porque un individuo sin identificar accedió a su vivienda particular en Madrid por la tarde mientras un familiar se encontraba en el interior.