El Consejo Andaluz de Colegios de Médicos (CACM) ha firmado un convenio de colaboración con el Servicio Andaluz de Salud (SAS). De este modo, los médicos jubilados voluntarios puedan realizar tareas de rastreo y seguimiento de los pacientes de Covid-19.

Así lo ha indicado en un comunicado el CACM. Apunta que los sanitarios jubilados que deseen realizar labores de rastreo y seguimiento de forma voluntaria en el SAS deberán contactar con su Colegio de Médicos provincial. El propio Colegio le comunicará que tienen que realizar un curso de formación a través del Área de Formación del Colegio de Médicos de Málaga (Commálaga); o en su caso el curso que indique su Colegio provincial.

Añade que una vez realizada esta formación serán contactados por las delegaciones provinciales de salud que lo hayan solicitado. Una vez esto, se pondrá en contacto con ellos para acordar la forma de realizar la labor de seguimiento y rastreo de los pacientes Covid-19.

Asimismo, apunta que estos sanitarios jubilados estarán cubiertos por un seguro de accidentes, que el CACM le proporcionará a través de su colegio de médicos. También recibirán una tarjeta identificativa del SAS reconociéndolos como voluntarios para colaborar en las labores establecidas en el citado convenio.