El alcalde de Granada, Luis Salvador, ha señalado que las medidas que han acordado este martes 13 de octubre son «un toque de atención» para reducir contagios. El objetivo es volver a los indicadores sanitarios que la ciudad ha tenido durante los meses de agosto y septiembre, «muy por debajo» de las medias andaluza y nacional.

Una de las medidas es el cierre de las aulas de la Universidad de Granada desde este próximo jueves 15 de octubre, entre otras medidas acordadas en el Consejo de Gobierno de la Junta este martes. La semana pasada, la ciudad superó la tasa de 500 contagiados de Covid-19 por cada 100.000 habitantes.

Salvador ha recordado, en un audio remitido a los medios, la «intensa actividad cultural» granadina de este pasado verano, «con muchísimos espectadores, y sin embargo, con unas garantías de seguridad muy importantes».

«En estas dos últimas semanas los datos han empeorado», ha reconocido el alcalde. También ha aludido, entre los factores desencadenantes de este cambio, el arranque del curso universitario y el incremento del turismo.

«Estas medidas deben servir para que ese toque de atención» se vea acompañado por el cumplimiento de las medidas de seguridad en cada ámbito. Incluyendo, de esta forma, la UGR o la hostelería, y un refuerzo de la «concienciación colectiva».

Situación en Granada

El alcalde de Granada, Luis Salvador, ha indicado este martes 13 de octubre que la situación sanitaria por el coronavirus en la capital granadina no tiene un «nivel de peligro». Aunque es necesario «actuar pronto», partiendo de la base de que hay que atender la tasa de contagios y la «capacidad» hospitalaria.

En este sentido, en declaraciones a Canal Sur Televisión, recogidas por Europa Press, Salvador ha señalado que la «capacidad sanitaria» de la capital granadina estuvo por encima de lo que hizo falta incluso «en el peor momento» de la primera ola de la pandemia de Covid-19, cuando se dieron «los índices más altos».

Ha señalado, en cuanto a la actuación que se ha de dar en los próximos días, una vez entren en vigor las medidas restrictivas que está previsto apruebe este martes el Consejo de Gobierno de la Junta, que se trabajará en «coordinación» con el resto de instituciones, incluyendo también a Universidad de Granada y hosteleros.

Ha vuelto a apostar por medidas «mesuradas y razonadas» y ha recordado que este miércoles está prevista la reunión de una Junta de Seguridad Local para implementar las medidas que se pongan en marcha, así como por que los ciudadanos tomen consciencia de que es necesario seguir dando un «paso adelante» en la «autoprotección».

En cuanto al alcance de estas medidas restrictivas, Luis Salvador ha concluido que «cerrar la economía supondría un auténtico drama social», en referencia a lo que podría conllevar un confinamiento perimetral de la ciudad de la Alhambra.