El sorteo de la ONCE de este pasado martes 13 de octubre ha dejado 350.000 euros en Albox (Almería). Allí, Antonio Fernández vendió diez cupones premiados con 35.000 euros en el centro de la localidad almeriense entre sus vecinos; según ha indicado la organización en un comunicado.

Fernández, que es vendedor de la ONCE desde 2004 y tiene su punto de venta en un quiosco ubicado en la Avenida de Pío XII de Albox, se ha mostrado «muy contento y orgulloso» por haber repartido este premio y «dar una alegría a mis vecinos». «Creo que se lo he dado a personas con necesidad y eso es la mayor alegría», ha añadido.

El sorteo de dicho martes, que estaba dedicado al Mercado Central de Abastos de Ceuta, ha dejado otro cupón premiado con 35.000 euros en Chiclana (Cádiz) y otro en Málaga, y ha llevado el resto de premios a Guadalajara.

El Cupón Diario de la ONCE ofrece, por 1,5 euros, 55 premios de 35.000 euros a las cinco cifras. Además, el cliente tiene la oportunidad, por 0,5 euros más, de jugar también a la serie, y ganar ‘La Paga’ de 3.000 euros al mes durante 25 años, que se añadirá al premio de 35.000 euros.

Tendrán premio de 500 euros los números anterior y posterior al agraciado; y premio de 200, 20, y 6 euros a las cuatro, tres y dos últimas cifras, respectivamente, del cupón premiado. Así como reintegros de 1,5 euros a la última y primera cifra.

El Sueldazo de la ONCE cae en Andalucía

El Sueldazo de la ONCE ha repartido 2,3 millones de euros en Andalucía, concretamente, entre Valverde del Camino (Huelva). Allí una persona se ha llevado el mayor Sueldazo que ofrece la ONCE en sus sorteos de fin de semana.

Está dotado con 300.000 euros al contado y 5.000 euros al mes durante 20 años. Y otros 27 valverdeños han sumado 20.000 euros cada uno (2.040.000 euros en total); Chipiona (Cádiz), donde ha caído otro Sueldazo, agraciado en este caso con 2.000 euros al mes durante diez años, un total de 240.000 euros; y Utrera (Sevilla), donde han caído 20.000 euros.

Según concreta en una nota de prensa la ONCE, en Valverde la suerte la ha repartido Coronada Ramírez, vendedora desde hace tres años. Habitualmente se ubica a las puertas del mercado de abasto, aunque el viernes vendió en la calle Valle de la Fuente, antes de marcharse a disfrutar de este puente del Pilar en La Peñuela, a pocos kilómetros de su localidad, con su familia.