El brote de Coronavirus detectado en el Hospital La Inmaculada de Huércal-Overa (Almería) registra ya 23 casos de contagio confirmados —15 pacientes y ocho profesionales sanitarios—; mientras que se investiga aún por parte de epidemiología el origen del mismo. Sin embargo, con «casi toda seguridad, es un brote externo«; que pudo ser «comunitario e importado dentro de la visitas del hospital».

No obstante, el foco detectado durante el pasado fin de semana inicialmente con 16 afectados se encuentra «controlado»; según ha explicado a preguntas de los periodistas el delegado territorial de Salud y Familias en Almería, Juan de la Cruz Belmonte. El mismo ha detallado que se han realizado más de 105 PCR entre pacientes y profesionales.

Creen que el brote sigue estando «controlado»

Hasta este pasado martes 13, el número de afectados por este brote, que tuvo lugar en una de las alas dedicada a Medicina Interna, se mantenía estable y no se había detectado nuevos incrementos ni cambios entre los pacientes. Por ello, las autoridades sanitarias creen que se encuentra «totalmente controlado», aunque vigilan su evolución.

El delegado ha reconocido que el brote de La Inmaculada ha hecho crecer en los últimos días la presión hospitalaria con un crecimiento de ingresos en la zona norte de la provincia; si bien el aumento de casos en UCI ha sido menos significativo.

«La situación evoluciona por días y por horas inclusive», ha valorado Belmonte. El mismo ha reconocido que se han dado «vaivenes» en cuanto a la presión hospitalaria en los últimos días; pasando en una semana de 38 a 54 ingresos13 casos en UCI—, según los últimos datos facilitados por Salud hasta este martes. Así, la situación más grave del brote se ha trasladado desde la zona Poniente al Área Sanitaria Levante-Norte en apenas 15 días.

«Contento» con la evolución del Coronavirus en Almería

No obstante, en términos generales, el delegado ha reconocido estar «contento» con la evolución del Coronavirus en Almería; tras la situación registrada a principios de septiembre con un pico de hospitalizados. «Se tomaron las medidas apropiadas«, ha reconocido el delegado. El mismo ha pedido, nuevamente, «responsabilidad» a la población.

En cuanto al estado de los municipios y la evolución de sus tasas de contagios, Belmonte ha recordado que Almería es la única provincia andaluza para la que no se ha dispuesto un nuevo cribado; al no haber «población sensible en estudio».

«El caso de Pulpí está en fase de evolución, va evolucionando bien y se disminuyen los casos positivos»; ha explicado antes de señalar que el barrido de Turre permitió constatar que el brote detectado se correspondía con un núcleo familiar.