La Junta de Andalucía ha resuelto, mediante la publicación este martes 13 de octubre de un boletín oficial (BOJA) extraordinario, la restricción durante diez días naturales de las entradas y salidas del término municipal de Écija (Sevilla).

También se adelanta el cierre de establecimientos hosteleros a las 22,00 horas y la limitación de 30 asistentes a celebraciones masivas como bodas y primeras comuniones, que tendrán efecto a partir de las 8,00 horas del próximo jueves 15 de octubre.

Dicho periodo podrá ser revisado si así lo requiriese la evolución de la situación epidemiológica de mantenerse las circunstancias que motivan su adopción, según añade la resolución incluida en el BOJA, consultada por Europa Press.

Además, la administración autonómica realizará cribados masivos de Covid-19 en siete municipios andaluces: en concreto, Utrera, Herrera, Los Molares y Castillo de las Guardas en la provincia de Sevilla; Benamejí y El Carpio, en Córdoba; y el municipio granadino de Alhama de Granada, según ha anunciado Elías Bendodo.

Asimismo, Bendodo ha anunciado que la Junta va a pedir «extremar la vigilancia» en Jaén capital en estos días en los que debería celebrarse la Feria de San Lucas si no se hubiera suspendido como consecuencia de la pandemia.

Según ha explicado el consejero portavoz, en Écija se van a adoptar las medidas que ya en las últimas semanas se habían acordado para Casariche (Sevilla), Linares (Jaén) y Almodóvar del Río (Córdoba). De esta forma, «están consiguiendo contener la evolución de la pandemia«, por lo que se han demostrado «eficaces».

Primeros 14 días

Al hilo, y cuando se van a cumplir los primeros 14 días de vigencia de estas medidas en Casariche, Bendodo ha anunciado que éstas se van a prorrogar salvo en lo que concierne a las restricciones en las entradas y salidas del municipio, que sí se van a volver a permitir. La incidencia ha bajado «de los 3.000 casos por 100.000 habitantes» aproximadamente que se daba hace dos semanas, a una «por debajo de mil», pero que, no obstante, sigue siendo elevada.

En Sierra de Yeguas (Málaga) no se ha decidido restringir las entradas y salidas del municipio como en Écija al ser una localidad más pequeña que la sevillana y presentar una incidencia del coronavirus «menor» que, además, «está bajando», según ha apuntado Bendodo.

El consejero portavoz ha defendido la adopción de estas medidas pese a que ha insistido en señalar que la evolución de la pandemia en Andalucía es «más positiva que en el resto de España«. El número de hospitalizados por Covid-19 este martes, cuando se ha alcanzado la cifra más alta de la «segunda ola», representan «prácticamente un tercio» de la que se daba el día «más álgido de la primera ola».

En todo caso, Bendodo ha aseverado que «no nos podemos relajar y hay que seguir tomando medidas» para que la evolución de la pandemia continúe controlada en Andalucía. En este sentido, se han adoptado las referidas restricciones para Écija y Sierra de Yeguas tras las reuniones de los comisiones territoriales de Alerta de Salud Pública de alto impacto de las provincias de Sevilla y Málaga.

Restricciones de movilidad

El Gobierno andaluz anunció el pasado martes 6 de octubre que iba a proceder a la restricción de la movilidad en los municipios de Linares (Jaén) y Almodóvar del Río (Córdoba), como acordó la pasada semana para Casariche (Sevilla), dada la evolución negativa que está teniendo en dichos municipios la expansión del covid-19. Igualmente, acordó realizar cribados masivos en otras 14 localidades andaluzas donde hay «una especial incidencia» de contagios.

Así lo avanzó el consejero de la Presidencia y portavoz del Ejecutivo andaluz, Elías Bendodo, en la rueda de prensa que ofreció tras la reunión semanal del Consejo de Gobierno.

En este marco, Bendodo concretó que se han realizado testeos masivos en 13 municipios con 4.598 PCR rápidos que han arrojado 52 positivos –en Pulpí (Almería), Almodovar del Río (Córdoba), Jamilena, Los Villares, Linares, en Jaén; La Campana, Villaverde del Río, Arahal y Paradas, en Sevilla, y Sierra de Yeguas y Villanueva de la Concepción, en la provincia de Málaga.

La Junta acordó repetir la operación en otras 14 localidades, en concreto, en Turre (Almería), Bornos (Cádiz), Palma del Río (Córdoba), Zafarraya, Alfacar e Iznalloz, en Granada; Jabalquinto, Siles y Santo Tomé en Jaén; y Aguadulce, Badolatosa, Martín de la Jara, Écija y Peñaflor, en la provincia de Sevilla.