El virus de la fiebre del Nilo ha sido el principal tema tratado entre ayuntamientos y Diputación de Cádiz. Ana Mestre, junto a Isabel Paredes y Daniel Sánchez han abordado este asunto de forma telemática. En la reunión, han acordado que varios puntos de la provincia sean declarados zona de riesgo. Este acuerdo afecta a Puerto Real, y al triángulo formado por los términos municipales de Alcalá de los Gazules, Benalup-Casas Viejas y Medina Sidonia, así como los términos limítrofes, como son Vejer, Conil y Barbate.

Hay que recordar que este lunes se ha registrado en la provincia de Cádiz la primera muerte por el virus del Nilo. Una mujer de 87 años, fallecía en el Hospital de Puerto Real, donde permanecía ingresada.

Esta reunión ha servido para abordar el Plan de Actuación para el Control de Vectores Culícidos en Respuesta al Brote de Virus del Nilo Occidental. Especialmente en las zonas establecidas de riesgo por parte de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica de la Consejería de Salud y Familias.

La Junta asegura que para que una o varias zonas se consideren de riesgo se debe tener en cuenta la información epidemiológica obtenida en casa caso. A ello se suma las condiciones naturales y ambientales de las zonas en cuestión. Y otras fuentes, como las procedentes del sistema de vigilancia de equinos.

Tres tipos de actuaciones

Una vez establecidas estas zonas de riesgo del Virus del Nilo se han planteado tres tipos de actuaciones. La primera de información a la población de las necesidades de protección contra la picadura de mosquitos y evitar situaciones domésticas o peri domésticas que favorecerían su cría.

Por todo ello la transmisión no se produce de persona a persona. Dicha transmisión es por picadura. En este sentido, las medidas de prevención de la infección en humanos están basada en evitar las picaduras de mosquitos, aseguran desde el Servicio de Vigilancia Epidemiológica.

Las otras dos actuaciones restantes son la Fase 1 de control vectorial, en la que están implicados directamente los ayuntamiento. Consiste en dar respuesta de manera urgente a la eliminación de la mayoría de la población adulta de mosquitos que pudiesen estar asociados al brote de Virus del Nilo.

Una vez concluida la Fase 1 de choque del Virus del Nilo, se desarrollará una Fase 2 con nuevas actuaciones de control del vector y sus larvas. Su alcance es a medio plaza y tiene una extensión territorial mayor respecto al área periurbana.

Actuaciones y asesoramiento por parte de la Junta

Una vez abordada la problemática del Virus del Nilo, la Junta ha tendido su apoyo a los ayuntamientos implicados. En este sentido se ofrece para coordinar actuaciones y asesorar técnicamente a los ayuntamientos. Desde el Ayuntamiento de Puerto Real ya se ha aprobado su adaptación local al plan de actuación tras ser presentado y subsanado por técnicos autonómicos.

Por su parte, Mestre ha puesto en valor el plan de actuación que ya tienen ayuntamientos y Diputación. «Esta hoja de ruta es un manual para saber cómo trabajar con instrucciones muy específicas. Desde la fase informativa a la población, que debe ser clara, concisa y concreta hasta la 1 y 2 de control de vectores», ha añadido.

Ana Mestre ha recordado que en la primera fase «ya entran en acción los propios ayuntamientos y la Diputación». «Estamos en primera línea trabajando con los técnicos, que son quienes tienen perfectamente controlada la situación. Pero se requiere un esfuerzo como ante cualquier circunstancia extraordinaria. Y eso es lo que yo le pido a la Diputación y a los consistorios» ha afirmado la delegada de la Junta.