El virus del Nilo se ha cobrado su primera víctima mortal en la provincia de Cádiz. Así lo ha comunicado este lunes, 14 de septiembre, la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía. En efecto, el primer fallecimiento registrado en la provincia de Cádiz responde a una mujer de 87 años que permanecía ingresada en Hospital de Puerto Real.

En la provincia de Cádiz, actualmente, el número de casos confirmados es de 5. Mientras, el total de pacientes hospitalizados por el virus del Nilo es de 3 personas. De ellos, 1 permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Por su parte, en Sevilla, no se ha registrado nuevos cambios. El virus del Nilo deja en la capital andaluza un total de 31 muestras positivas. Asimismo, el número de casos confirmados es de 24. En lo que respecta a los ingresos, tampoco se han producido grandes variantes en la jornada de este lunes en relación a las últimas 24 horas. El número total de pacientes hospitalizados es 7, de los cuales 3 permanecen en UCI.

La Janda y Puerto Real, declaradas zonas de riesgo

El virus de la fiebre del Nilo ha sido el principal tema tratado entre ayuntamientos y Diputación de Cádiz. Ana Mestre, junto a Isabel Paredes y Daniel Sánchez han abordado este asunto de forma telemática. En la reunión, han acordado que varios puntos de la provincia sean declarados zona de riesgo. Este acuerdo afecta a Puerto Real, y al triángulo formado por los términos municipales de Alcalá de los Gazules, Benalup-Casas Viejas y Medina Sidonia, así como los términos limítrofes, como son Vejer, Conil y Barbate.

Esta reunión ha servido para abordar el Plan de Actuación para el Control de Vectores Culícidos en Respuesta al Brote de Virus del Nilo Occidental. Especialmente en las zonas establecidas de riesgo por parte de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica de la Consejería de Salud y Familias.

La Junta asegura que para que una o varias zonas se consideren de riesgo se debe tener en cuenta la información epidemiológica obtenida en casa caso. A ello se suma las condiciones naturales y ambientales de las zonas en cuestión. Y otras fuentes, como las procedentes del sistema de vigilancia de equinos.

Transmisión por picadura

En este sentido, el Servicio de Vigilancia Epidemiológica recuerda que no hay transmisión del virus del Nilo de persona a persona y que dicha transmisión es por picadura.

El proceso de contagio es sencillo. Un mosquito se contagia al entrar en contacto con un animal, principalmente aves. El mosquito, una vez contagiado, puede transportar el virus a otros animales como caballos, o humanos a través de una picadura.

Así pues, las medidas de prevención de la infección en humanos están basadas en evitar las picaduras de mosquitos. Además, se recomienda emplear telas mosquiteras en ventanas y puertas, e intentar no permanecer al aire libre entre el atardecer y el amanecer.

En ningún caso existe el contagio entre humanos, como ocurre con el Covid-19. Ni siquiera hay constancia de que otros animales puedan contagiar a humanos con el virus del Nilo.

Síntomas más comunes

Los síntomas del virus del Nilo pueden ser los siguientes:

  • Cambios de conducta
  • Hiperestesia
  • Contracturas muscularess
  • Caídas o movimientos circulares pudiendo llegar a contracciones
  • Incapacidad para levantarse.